sábado, setiembre 19, 2009

¿Corresponden a Ezequiel Zamora restos que reposan en el Panteón Nacional?

Transcribimos esta noticia de la página Notiencuentro:
Documentos oficiales indican todo el proceso de la muerte y enterramiento del gran Caudillo... En 1959 por primera vez se habla oficialmente del asunto. La documentación permite inferir que los restos pudieran estar en Los Teques...Podrían no ser de Ezequiel Zamora, el gran Caudillo de la Revolución Federal, los restos que reposan en el Panteón Nacional desde 1872 por disposición del entonces Presidente Antonio Guzmán Blanco.
La versión que fue una farsa en la que pudo haber caído el Autócrata está contenida en documentos que por primera vez se dieron a conocer en Boletín del Archivo Histórico de Miraflores, la cual echa por tierra la opinión errónea en que se han ubicado muchos venezolanos.
El Boletín del Archivo Histórico de Miraflores fechado septiembre - octubre de 1959, revela los secretos, que celosamente ha venido conservando durante tantos años. El Boletín del Archivo Histórico de Miraflores ha publicado dichos documentos en su segunda entrega.
El legajo de documentos está titulado: "La Verdad Histórica sobre la muerte y enterramiento del General Ezequiel Zamora", y se basa en un informe que personalmente preparó el entonces Presidente Provisional de la República, General Cipriano Castro, quien lo dedicó a la Academia Nacional de la Historia.
Acompaña al relato una serie de manifestaciones de personaje que, incluso, estuvieron acompañando al Jefe Federal la mañana en que el fatal disparo del soldado Telósforo Santa María hizo que la bala asesina atravesara el ojo derecho y saliera por la parte posterior del cráneo del Caudillo, así como también el día en que diez años más tarde fue exhumado su cadáver y trasladado a la Iglesia de Los Teques donde los documentos permiten inferir que fue el último sitio de reposo conocido.
Hay en la documentación que facilita Miraflores una nota de nuestro notable Lisandro Alvarado, así como también cartas de F. Tosta García, deudo del General Zamora, en la que felicita a Castro; de Manuel Landaeta Rosales, J. M. Alzuru, Ramón García, M. A. Granado, Heraclio M. de la Guardia, José Manuel Montenegro, A. Carnevali M., Isaías Lazo y Carlos María Oviedo.
La existencia de estos documentos, impone la imperiosa necesidad de pedir al Gobierno Nacional investigar la veracidad y salir de la duda de que estén venerando restos de una persona que no fue Ezequiel Zamora en el Panteón Nacional.
Publicamos el índice del número 2. Si nuestros lectores desean, le hacemos llegar el documento para que puedan familiarizarse con el tema.

Sin embargo, consideramos importante reproducir un fragmento de la carta que el General Ramón García, testigo de los hechos, envió a Cipriano Castro: “La casa donde se enterró a Zamora era de la familia Oviedo, como he dicho, y a poco de sepultado lo desenterré en unión de dicha familia, para identificarlo, habiendo quedado convencido de su legitimidad porque aún se reconocían sus facciones y partes de su uniforme. Luego volvimos a cubrir el despojo, acudiendo a aquella sepultura casi toda la gente que pasaba por San Carlos, hasta qué habiendo llegado el Ejército, se exhumaron definitivamente los restos; no habiendo yo escrito nada sobre el particular, porque el General Guzmán Blanco al colocar en el Panteón los otros restos que decía eran los de Zamora, formuló un proceso para cubrir su responsabilidad; y finalmente, porque ningún Gobierno había tocado el asunto hasta hoy. . .”
funencuentro@gmail.com
Publicado por Fundación Encuentro

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...