viernes, mayo 22, 2015

Entrevista a la joven historiadora venezolana (10): Lorena Puerta

La amiga y colega Lorena Puerta ganó el concurso de oposición de la cátedra de Historia Económica General de la Escuela de Administración y Contaduría el mismo día que yo gané el de Historia Económica de Venezuela. Desde ese momento nos conocemos y he tenido la oportunidad de aprender mucho de petróleo cada vez que hemos hablado. Con gran alegría celebré el que se le haya otorgado el premio de Historia Rafael María Baralt en la cuarta bienal 2014-2015. Es un honor tenerla con nosotros hoy. 

Profeballa



1. Foto: la historiadora Lorena Puerta recibe el premio de Historia Rafael María Baralt en la cuarta bienal 2014-2015.

2.       Resumen de su vida como  historiador: (ciudad de nacimiento, año), ciudad donde vive actualmente, pregrado, postgrado, docencia, investigación, publicaciones.

Caraqueña, Lic. En Historia (UCV), Dra. en Ciencias Sociales (UCV). Fui profesora de Geografía Histórica en la Escuela de Historia (UCV) y actualmente soy Profesora de la Escuela de Administración y Contaduría (UCV) y de la Maestría en Historia de Venezuela de la UCAB.

Autora del libro Los Paisajes Petroleros Del Zulia en la Mirada Alemana (2010) y ganadora del premio de Historia Rafael María Baralt en la cuarta bienal 2014-2015.


 3.       ¿Cuándo y cómo nació su vocación como historiador?

Siempre tuve interés por conocer el pasado, me llamaba la atención los objetos antiguos y todo lo que tuviese que ver con algún hecho de relevancia del pasado, lo cual me llevó a optar a nivel universitario a estudiar Historia, ya cuando ingresé en la Escuela de Historia de la UCV, tuve la convicción de que ese era mi destino, ser Historiadora.

 4.       ¿Qué lectura, película-serie, o persona fortaleció dicha vocación?

Recientemente el Dador de Recuerdos, es una película basada en la novela de Lois Lowry,  fortalece la vocación en la medida en que trasmite un mensaje aparentemente simple a la sociedad sobre la importancia de un historiador, además la novela llevada a la gran pantalla demuestra que todos tenemos un papel que cumplir y que nadie es más o menos importante, simplemente cada quien tiene un rol. 

 5.       ¿Cómo fue su experiencia en el pre y/o postgrado de historia?

 Única e irrepetible.  

 6.       ¿Cuál fue su primer escrito como historiador o cuál fue el que más le gustó? ¿A quién se lo dedicó?

El Regente Heredia en la Historiografía venezolana, cuando apenas estudiaba 4to semestre en la Escuela de Historia de la UCV, lo presenté como ponencia en un Congreso de Historia en la ULA.


 7.       ¿Cuál escuela historiográfica sigue y por qué?

Esta pregunta es muy negro o blanco y yo prefiero los tonos grises, académicamente los historiadores le debemos mucho a la influencia del materialismo histórico, a la Escuela de los Annales e inclusive al Positivismo, con la llamada revolución de los paradigmas, las visiones han cambiado notablemente y cuesta amarrarse a un paradigma, mucho más a una escuela historiográfica como la denominas, si la pregunta está dirigida a cuál es la línea de investigación con la que me identifico es la Geografía Histórica promovida por Pedro Cunill Grau y José Ángel Rodríguez además de la Historia Económica de Venezuela en el siglo XX.    

 8.       ¿Qué tiempo diario o semanal le dedica a la historia?

Separar al individuo de sus convicciones es como hablar de la luz y obviar la oscuridad, soy Historiadora siempre estoy dedicada a la Historia.

 9.       ¿Cuáles son sus ritos cuando se dedica a escribir sobre historia?

Necesito tener silencio y café…

 10.   ¿Cómo sobrevive siendo historiador?

La Historia no es un trabajo,  vivo haciendo lo que me gusta y por ello vivo la Historia, no la sobrevivo. 


Si preguntas por lo financiero, es una realidad los bajos sueldos, pero siempre hay maneras de encontrar soluciones incluso en épocas de crisis económica. 

 11.   ¿Para qué sirve la historia?

Para evitar los olvidos y las tergiversaciones de los acontecimientos que nos definen como individuos y como sociedad. 


Además de hacer permanecer en la memoria histórica la acción de aquellos que ya no están presentes y cuya única voz es la curiosidad de un (a) Historiador (a)


 12.   ¿Tiene futuro la historia en general y en Venezuela?

El pasado es un referente social, por ende, siempre va a tener futuro la Historia en General y en Venezuela.

 13.  ¿Tendría un novio o esposo historiador? ¿Lo ha tenido? ¿Funcionó?

El amor en esos términos no lo conseguí ni lo busqué en el gremio.  

 14.  Además de la Historia, ¿tiene otros gustos, placeres o vicios?

La literatura y la fotografía me interesan.

 15. ¿En qué proyectos sobre historia está ahora?

En la Historia del petróleo en Venezuela, periodo 1960-1980 para mi futuro trabajo de ascenso en la UCV.  

 16. ¿Quisiera dedicarse a otra profesión u oficio en este momento? ¿Por qué?

 No, porque me gusta mi profesión, un historiador(a) contribuye a resguardar la memoria histórica.   

 17. ¿Vivimos momentos históricos en Venezuela? ¿Qué piensa de nuestro presente?

Los Hombres hacemos la Historia, siempre vamos a tener momentos históricos en Venezuela, nuestro presente está lleno de oportunidades en medio de las tormentas, sin ser demasiado optimista, podemos contribuir más de lo que pensamos desde nuestro ámbito de actuación. 

 18.  Recomiéndeme más de 2 historiadores jóvenes que deberíamos entrevistar.

Rosaura Guerra y Edgar Maldonado

 21. Ahora invente una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.



Cuándo realiza un proyecto o investigación histórica ¿Qué es lo que más disfruta?

La investigación en los centros de documentación, ahí en donde se encuentra la materia prima para crear y recrear la Historia. 

 22. ¿Qué otras preguntas deberíamos hacer en esta entrevista? ¿Cuáles consideran que deberían eliminarse o modificarse?

Estamos en la era de la tecnología y la información. ¿Cuáles son los planteamientos teóricos y metodológicos que deberíamos tener en consideración para abordar la Historia en el siglo XXI?

 23. Puede hacerle una pregunta al entrevistador.

Aprovecho para agradecerle el tomarme en consideración para su entrevista. 


¿Cuál fue su principal motivación para incursionar en el mundo de la Historia?  

El entrevistador: Profeballa, responde: 


La historia y luego la política han sido mis dos grandes pasiones a nivel intelectual. Pero en mi adolescencia pesó más la política y estudié politología. La carrera estaba llena de historia y poco a poco mi vocación original se hizo más fuerte. Años después de graduarme los fundadores de la Universidad Monteávila, cuando solo era un proyecto (aunque ya faltaba poco más de 1 año para su aprobación), me invitaron a colaborar en el diseño de los programas de historia junto al historiador Antonio Ricoy (el cual desde ese momento fue mi maestro). Luego empezaría en la docencia, después la complementaría con la investigación… y más nunca abandoné la historiografía.  

(La próxima semana tendremos a Alejandro Cardozo).
 

domingo, mayo 17, 2015

Publicado el número 46 de la revista "Montalbán" de la UCAB (índice de contenidos dedicados al bicentenario de la Restauración de la Compañía de Jesús))



Nos informa el amigo y colega Tomás Straka:

Es un gusto informar que la revista "Montalbán", publicación bandera de la Universidad Católica Andrés Bello editada por su Instituto de Investigaciones Históricas, acaba de publicar su No. 46.  Con esto, después de unos años sin aparecer, comienza una nueva etapa que espera ser tan fructífera y promisoria como la anterior.  Actualmente es dirigida por el P. José Del Fajardo y por Francisco Javier Pérez.

El número que aparece es uno monográfico sobre el Bicentenario de la Restauración de la Compañía de Jesús, que cuenta con los siguientes artículos:

"Las lecciones del exilio, 1767-1916", José del Rey Fajardo, sj

"La traducción del P. Avelino Ferreyra a la 'inédita retracción' de Clemente XIV", Carlos A. Page.

"La identidad espiritual ignaciana en la Venezuela del siglo XVIII", Agustín Moreno Molina.

"El aporte jesuitico a las ideas geográficas de Venezuela!, Manuel Donís Ríos.

"Los Jesuitas en los planes pastorales del obispo Rafael Lasso de la Vega", Baltarzar Porras Cardozo

"El imaginario jesuítico en la Mérida Colonial y republicana", Edda Samudio.

"A favor y en contra de los jesuitas", F. Javier Duplá, sj

"Mons. Felipe Rincón González y el regreso de los jesuitas a Venezuela", Fernando Parra Aranguren

"La refundación del Colegio San IGnacio en 1923", Leonardo Carvajal

"Simón Rodríguez  y los Jesuitas", Guillermo Briceño Porras

"Francisco de Miranda y los jesuitas expulsos", Manuel Hernández González

"Los jesuitas en la imaginario popular venezolano", María Soledad Hernández

"La lingüística jesuitica en Venezuela", Francisco Javier Pérez

"El Seminario de Caracas: primera puerta abierta para el retorno de los Jesuitas a Venezuela (1916)", Carlos Rodríguez

Ya está montado el siguiente número y se está organizando otro misceláneo, por lo que se aceptan propuestas de publicaciones (revistamontalban@gmail.com).  Los números podrán ser bajados on line muy pronto.

sábado, mayo 16, 2015

Entrevista al historiador venezolano (9): Ángel Rafael Lombardi Boscán (y segunda parte)


Enero Febrero 2013 117(Conclusión de la entrevista).
La próxima semana tendremos a Lorena Puerta, ganadora de la IV Bienal del Premio Rafael María Baralt de la ANH. 

Foto: el entrevistado en la Casa de Augusto Comte, padre del Positivismo, y una de las sedes de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) en Paris-Francia.

7.      En torno a los debates historiográficos: ¿Cuáles han atrapado su atención y/o cuáles ha estudiado? ¿Cuáles considera que deben ser divulgados? ¿Cuál es su posición ante ellos?

Recientemente participé con mucha curiosidad en los planteamientos de Carlos Barros y su propuesta de la Historia Actual y a Debate, pero reitero, no me quedo petrificado con ninguna propuesta. Soy un explorador modesto y con mucha impericia de distintas propuestas. Creo que la enseñanza de la historia debe incorporar al cine, la buena literatura, el internet, los viajes, la poesía, y hasta la misma práctica del ajedrez como medios para alcanzar un estudio integral y profundo de la naturaleza humana, objetivo esencial, de la disciplina histórica. Mi gran empresa como historiador es la de contribuir a la desmitificación de nuestro pasado heroico y militar, poner en perspectiva unos hechos devenidos en propaganda y manipulación ideológica por parte de los poderes fácticos.  

8.      ¿Cuál fue su primer escrito como historiador o cuál fue el que más le gustó? ¿A quién se lo dedicó? 

MI primer “gran escrito”, fue un escolar comentario que elaboré sobre la Intempestiva sobre la Historia de Frederic Nietzsche que ensalzaba el estudio de la historia desde una postura militante y vitalista, que de paso, luego de veinte años, aún creo fervientemente en ella.

9.      ¿Cuáles son sus ritos cuando se dedica a escribir sobre historia? 

No tengo ningún ritual en concreto, es más, dilato en demasía el “acto creador” manguareando o tonteando con el internet, las noticias, jugando ajedrez, es decir: distraigo la gravedad del momento creativo, hasta que acabo trabajando con la determinación del caso.  


¿Escribes de noche o de día, con música, te acompañas de objetos especiales, lo haces en un lugar específico, etc.?

Escribir es un acto mágico y poético, yo agregaría que hasta sagrado. Mis hábitos son básicamente nocturnos porque necesito del silencio para obtener la mínima concentración adecuada. Mi biblioteca es mi santuario, soy feliz, al igual que Borges, dentro de una biblioteca y rodeado de libros con sus infinitos autores y pensamientos.
 
10.  ¿Qué tiempo diario o semanal le dedica a la historia? ¿Qué está leyendo en este momento? ¿Qué lee por lo general?

El trabajo intelectual no tiene horario. Es un proceso reflexivo permanente sujeto a los vaivenes de las responsabilidades domesticas y cotidianas. No hay duda que uno busca los espacios y las atmosferas más estimulantes para poder estudiar con el mayor provecho posible. Antes pensaba que lo podía leer todo, ahora que he descubierto mi horizonte finito, trato de ir por los clásicos en cada área, es decir, los autores fundamentales.

11.  ¿En qué proyectos sobre historia está ahora?

Publicar en Venezuela un libro de historia es un acto quimérico a menos que uno tenga la fama de una Inés Quintero, Germán Carrera Damas, Tomás Straka, Manuel Caballero o Elías Pino Iturrieta, todos ellos excelentes profesionales de la historia y a quienes he tenido la suerte de conocer y tratar. La segunda parte de “Banderas del Rey” me gustaría que diera a la luz algún día, así como un estudio de la Pre-Independencia desde el punto de vista de los funcionarios hispánicos que se encargaron de reprimir esos movimientos “patrióticos”. Para no frustrarme, escribo semanalmente un ensayo de opinión que algunos portales digitales y periódicos tienen a bien publicarme sobre una temática plural en donde me asumo como ciudadano militante de una Venezuela moderna por construir, aunque sin abandonar la reflexión de lo histórico.

12.  ¿El historiador debe leer literatura? ¿Qué otras disciplinas debería conocer el historiador?

Mientras más literatura de la buena se pueda leer: mejor. Porque nos ayuda a desarrollar una intuición e imaginación creativa necesaria para ahondar en las circunstancias lejanas que nos tocará comprender, explicar y reconstruir. Luego, hay que aprender a escribir con fluidez y de una forma adecuada. Un historiador que no sepa expresarse con claridad y sencillez fracasará en sus intentos por conectar con sus potenciales lectores. La historia es una forma de literatura.

13.    Además de la Historia, ¿tiene otros gustos, placeres o vicios?

Vicios muchos pero son impresentables. Me gusta el ajedrez, el hipismo, la natación, el cine, las reuniones familiares y los viajes a países del primer mundo cuando se pueden hacer.

14.  ¿Cómo es su relación con las redes sociales e internet en general? ¿En qué puede ayudar el internet a la historiografía? (si tiene twitter nos gustaría conocerlo y divulgarlo si le parece).


Mi twitter es: @LOMBARDIBOSCAN y me mantengo muy activo por las redes sociales como medio de divulgación cultural y educativa, además de practicar el combate ciudadano en defensa de la democracia y el derecho que nos acude para aspirar a vivir en una sociedad libre, plural, diversa, tolerante y prospera.  

15.  ¿Cómo sobrevive (en lo económico, en lo profesional y en lo espiritual) siendo historiador? ¿Se puede ser historiador en Venezuela?

Los sueldos de los trabajadores de la educación son una vergüenza hoy. Nadie puede vivir sino sobrevivir. Los historiadores de ésta generación, habrá sus excepciones, a diferencia de los positivistas de la etapa gomecista, nos hemos atrincherado en nuestras universidades y hemos ejercido una crítica responsable contra los abusos y las desviaciones del poder militar que hoy se nos ha instalado en el país, igualmente hemos denunciado a la historia oficial que manipula, tergiversa y miente, hemos hecho gala de nuestra autonomía y libertad creativa con todos los riesgos que esto ha implicado en la hora actual. Asumir la condición de historiador en Venezuela o en cualquier otra latitud es acto de fe, un asunto vocacional que no se negocia.

16.  ¿Qué profesión u oficio ejercería de no ser historiador? ¿Abandonaría su profesión de historiador? ¿Por qué? 

Vivir vidas diferentes siempre es un atractivo. Explorador, campeón de ajedrez, director de cine, dueño de un haras de caballos purasangres, viajero empedernido, un gran escritor: son sólo juegos mentales.

17.  ¿Para qué sirve la historia? ¿Tiene futuro el estudio de la historia en general y en Venezuela?

La historia puede servir para mucho y a la vez puede ser una completa inutilidad. Todo depende de los usos y abusos que hagamos de la historia como historiadores. El futuro de la historia en Venezuela está en mano de las universidades del país y sus escuelas formadoras de historiadores y científicos sociales. Ahora bien, esas universidades deben ser autónomas, libres y democráticas para poder ejercer el pensamiento crítico y plural.

18.  Si cree que existe la venezolanidad o la identidad venezolana ¿cómo la definiría?

 La venezolanidad es acto de la responsabilidad como ciudadanos, algo que hoy representa un pasmoso déficit. Tampoco puede haber venezolanidad con pobreza y miseria, es un contrasentido.


19.  ¿La historia de Venezuela ha sido un fracaso? ¿Qué piensa de nuestro presente? 

La historia de Venezuela es una especie de “marcha de la locura” bajo la impronta de la irracionalidad. Carecemos de un proyecto de país basado en continuidades y gradaciones, nos gusta más el “bochinche”, el estrepito y la violencia en sus más diversas manifestaciones. Nuestra indisciplina social nos delata y desnuda. El presente es hoy angustiante porque el proyecto civilista, moderno y democrático está en proceso de ser aniquilado por la barbarie militarista, un completo anacronismo en pleno siglo XXI.

20. ¿Qué debemos hacer con el culto a Bolívar y la Historia Patria?

Desmontarlo y señalar sus consecuencias negativas proponiendo una explicación sobre “verdades históricas” contrastables junto a los necesarios matices. Una historia basada en la duda metódica y el pensamiento crítico es clave para avanzar sobre contenidos abiertos. Estudiar una historia pertinente y que nos ayude a comprender nuestra andadura hasta el presente es algo esencial.

21. ¿Qué recomendaría a los noveles historiadores?

Mucho estudio y evitar los dogmas. Alianzas, encuentros e intercambios que nos permita una colaboración útil e inteligente para ventilar los grandes temas de nuestra historia sobre bases corteses.

22. Recomiéndeme más de 2 historiadores noveles y/o jóvenes que deberíamos entrevistar (no olvide darme sus emails, estos no se harán públicos)

Tomás Straka, es el historiador “joven” más prometedor de la actual generación, además, de amigo y buena persona. Hemos coincidido una o dos veces en algún encuentro académico y debo reconocer sus virtudes profesionales y humanas. El otro historiador “joven” prometedor es Gustavo Adolfo Vaamonde, ganador del primer premio 2008-2009 “Rafael María Baralt”.

 23. Ahora invente una pregunta, la hace y se responde a sí mismo. 


¿Seré recordado, luego de mi desaparición física, como un gran historiador? 

Quiero pensar que sí aunque dudo mucho que esto vaya a ocurrir. Mi “obra” es sólo una anécdota, un destello de la suerte.

24. ¿Qué otras preguntas deberíamos hacer en esta entrevista? ¿Cuáles consideran que deberían eliminarse o modificarse?

Esta en particular habría que eliminarla.

25. Puede hacerle una pregunta al entrevistador

Al entrevistador sólo le quiero agradecer por su amistad y generosidad. Fue uno de los primeros en comentar “Banderas del Rey” de una forma amable permitiendo su divulgación a través de su muy leído blog. Le estoy profundamente agradecido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...