martes, agosto 23, 2016

Fallece Mercedes Pulido de Briceño (1938-2016)

Me acabo de enterar de una triste noticia: el fallecimiento de mi maestra Mercedes Pulido de Briceño, de la cual aprendí muchísimo con las charlas matinales que teníamos mientras esperábamos por entrar a nuestras respectivas clases tanto en la Escuela de Ciencias Sociales como en Comunicación Social de la UCAB. Pero ya la había conocido en mi adolescencia cuando "invadía" su casa con varios jóvenes amigos de sus hijos. En ese entonces mientras los otros vivían la rumba yo jurungaba sus libros en todos los rincones de su casa (bueno, los de la planta baja) y ella me comentaba sobre cada título. En verdad que la vamos a extrañar. Seguro ya está junto a su amado "Wences" y en grata conversa con su querido colega y amigo Antonio Cova, y tantos otros. Sentido pésame a toda la familia.

Profeballa

viernes, agosto 19, 2016

Folleto de divulgación de la Dirección de Investigación y Asesoría Histórica de la Asamblea Nacional: Andrés Eloy Blanco, a 120 años de su nacimiento

Me llegó esta información. Si desean el folleto pueden escribir a diah.asambleanacional@gmail.com

Profeballa

Folleto de divulgación

Andrés Eloy Blanco, a 120 años de su nacimiento


Con ocasión de la conmemoración del 120° aniversario del nacimiento del poeta y parlamentario Andrés Eloy Blanco, celebrado el pasado 6 de agosto, la Dirección de Investigación y Asesoría Histórica de la Asamblea Nacional preparó un folleto de divulgación con una breve biografía de este ilustre orador venezolano, haciendo énfasis en su vida política y, especialmente, en la parlamentaria. 

Desde los años setenta Ramón J. Velásquez ya nos alertaba sobre la progresiva pérdida, en la memoria histórica venezolana, de los esfuerzos civiles que durante el siglo XX hicieron posible la instauración de la democracia, resultado de una lucha tenaz, denodada y en extremo peligrosa, llevada a cabo por hombres y mujeres resueltos a conquistar el derecho de ser reconocidos como ciudadanos. 

En el afán de contribuir a la preservación de esa memoria, y en recuerdo de que los derechos de los individuos dentro de las sociedades son expresión de su lucha contingente por alcanzarlos; es decir, derechos construidos históricamente y que en tal sentido han de ser defendidos y ampliados, dedicamos hoy esta publicación a quien fuera un emblema en el arte de la tribuna política, culta y cívica en nuestro país y un convencido defensor del derecho de los venezolanos a decidir su destino por medio de métodos democráticos.
Este es un folleto de referencia, diseñado con el propósito de mantener una línea divulgativa a través de medios electrónicos, que aporte al público interesado un material conciso, de rápida lectura y con textos rigurosamente logrados.
Apostamos a un país de lectores en cualquier lugar; de ciudadanos que practican el deber cívico de cultivar su intelecto, seguros de que la instrucción, la información y el saber son instrumentos indispensables no solo para ejercer una mejor ciudadanía sino para lograr una vida republicana duradera.
Esperamos disfrute el material y agradecemos su cordial contribución con la difusión. 


Dirección General de Investigación y Desarrollo Legislativo
Dirección de Investigación y Asesoría Histórica
Edificio José María Vargas, avenida Oeste 6, esquina de Pajaritos, El Silencio.
Caracas, Venezuela 

miércoles, agosto 10, 2016

Audio de la tertulia "Miranda, la política y los archivos" entre Inés Quintero Montiel y Edgardo Mondolfi Gudat


Agradecemos a la Dirección de Investigaciones de la Asamblea Nacional por enviarnos este audio: 

Tenemos el agrado de compartir con usted el audio de la tertulia Miranda, la política y los archivos, sostenida entre los doctores Inés Quintero Montiel y Edgardo Mondolfi Gudat, Individuos de Número de la Academia Nacional de la Historia, el lunes 25 de julio de 2016 en la Biblioteca Federal Legislativa “Luis Beltrán Prieto Figueroa”, en el marco del 200° aniversario de la muerte de Francisco de Miranda. 

Miranda, la política y los archivos | http://bit.ly/2aLCL9o

domingo, agosto 07, 2016

Nuevo blog sobre "sistemas electorales y democracia" del gran amigo y colega Jesús Castellanos

El buen amigo Jesús Castellano es una gran persona que siempre ha luchado por la democracia venezolana con una excelente formación académica en lo que respecta a los sistemas electorales entre otras áreas. No dudamos en recomendar su blog y su cuenta de twitter. 

Profeballa

sábado, agosto 06, 2016

Quinta entrega de la columna "Todo tiemblan" del amigo y colega historiador Carlos Marín: "López Contreras, el comunismo es el caos (1)"

Todos tiemblan: López Contreras, el comunismo es el caos (1)
El espacio “Todos tiemblan” presenta, en tres entregas consecutivas, una serie de artículos donde se ilustra la presencia protagónica del miedo político en Venezuela en el gobierno y época del presidente Eleazar López Contreras (1935-1941)
CARLOS ALFREDO MARÍN
@AEDOLETRAS5 DE AGOSTO 2016 - 12:01 AM
El 13 de marzo de 1937, Venezuela amaneció con esta noticia: todas las organizaciones políticas de filiación comunista serían ilegalizadas por ser “perjudiciales para el orden público”. Sus militantes serían expulsados por un año; otros con menos suerte serían detenidos. El presidente Eleazar López Contreras, militar andino y ex ministro de guerra de Juan Vicente Gómez, dirigió la medida con la energía marcial de su estirpe. Es famoso el llamado Libro Rojo de López Contreras, que también puede conseguirse con el título La verdad de las actividades comunistas en Venezuela, publicado clandestinamente a finales de 1936.
Tal texto es de naturaleza policial, o mejor dicho, una publicación formulada por el espionaje político de entonces. Su meta: brindar evidencias “sustanciales” de una conspiración comunista en Venezuela. La amenaza roja era palpada; por lo tanto, representaba una amenaza política para un gobierno que temía abrir el grifo de las libertades democráticas. Juan Bautista Fuenmayor, uno de los fundadores del Partido Comunista venezolano, escribe: “El enemigo único era el comunismo, que se convirtió para él [López Contreras] en una obsesión terrible que le quitaba el sueño. Por eso su política centrista estaba fuertemente inclinada hacia la derecha”.
La presencia del mal hace tomar medidas “preventivas”. Es una operación subjetiva, parcializada, que intenta frenar lo temido. En el famoso Diccionario de los sentimientos, se lee que la amenaza es “la acción o palabras con que se intenta infundir miedo a otra persona: el modo de dar a entender, o con la palabra o con demostraciones, el peligro, daño o castigo a que se expone”. ¿Quién se atreve a cruzar la frontera hacia el autoritarismo y la violencia? El poder tiene la última palabra; la historia, el testimonio del miedo entre nosotros.

El siglo en una década
En medio de la resistencia al nazismo, Albert Camus escribía en París el 30 de agosto de 1944 en el diario Combat: “En 1933 comenzó una época que uno de los más grandes de nosotros denominó certeramente el tiempo del desprecio. Y durante diez años, a cada noticia de que unos seres desnudos e inermes habían sido pacientemente mutilados por hombres cuyo rostro estaba hecho como el nuestro, la cabeza nos daba vueltas y nos preguntábamos cómo era posible”. La humanidad estaba ahogada moralmente frente a esos hombres y mujeres que se dieron a la tarea de “matar al espíritu y de humillar a las almas”. Nos preguntamos ahora: ¿cabe el mal de un siglo en una década?
Alan Badiou, en su libro El siglo, lleva la síntesis histórica aún más allá. Para el filósofo francés, el siglo entra en los 365 días del año 1937. Veamos lo que dice: “En el siglo, 1937 no es poca cosa. Es un año metonímico en el cual se organiza algo esencial. Es un concentrado absoluto, dado en su esencia, en el exceso de su esencia, del terror stalinista. Pues es el año de lo que se ha denominado el gran terror. Las cosas comienzan a ir mal en la Guerra Civil española, que es una miniatura interna del siglo entero, pues en ella están presentes todos los actores (comunistas, fascistas, obreros internacionalistas, campesinos insurrectos, mercenarios, tropas coloniales, Estados fascistas, "democracias", etc.). Es el año del ingreso irreversible de la Alemania nazi en la preparación de la guerra total. Y también del gran punto de inflexión en China. Y en Francia, en 1937, ya es evidente que el Frente Popular ha fracasado”.

Comunismos y anarquía
“El miedo es, como la mentira, una tentación de facilidad”. Esta frase de Vladimir Jankélévitch nos pone de frente a lo que realmente sucede en el reino de las pasiones políticas. El presidente Eleazar López Contreras a partir de 1937 ilustra el poder de estas tentaciones en la Venezuela que recién enterraba a Gómez: primero, la variedad de amenazas civilizatorias afloradas en la década de los 30’ a nivel mundial; y segundo, la utilización del miedo como instrumento político que legitima no solo la represión, sino también la defensa del poder frente a las nuevas ideas políticas en torno a la democracia y las masas. El comunismo viene a llenar un vacío para una transición venezolana que se creía amenazada desde todos los ámbitos. El miedo apareció como salvación para la élite en el poder.
López Contreras y su círculo de notables veían al comunismo como un peligro para la estabilidad del país. Los fantasmas desatados en Europa, que estaba a punto de sumirse en la Segunda Guerra Mundial, hicieron el efecto rebote. Unirse a este coro de peligros epocales –la guerra de civilización como fundamento– es una tentación que da mucho crédito a quienes detentan el poder. Arévalo Cedeño, un furibundo antigomecista, le escribe a Rufino Blanco Fombona el 22 de septiembre de 1936: Venezuela debe saber identificar a los “falsos apóstoles de hoy”. Voceros de la izquierda roja, entiéndase, repleta de “mala fe” y de “ambiciones de dominio y destrucción”. Estos son los que nos han “importado el comunismo con el único fin de hacer más horrorosa la desgracia de ayer”, puntualiza Cedeño. Se intuye a la ideología como intrusa, como una fuerza maligna que llega para devorarlo todo.

La tan mentada lucha de clases, al menos como tendencia ideológica temida y aún más incomprendida por la espesa gama de prejuicios, no se adecuaba a los “principios de paz, de orden, de solidaridad social y de un nacionalismo que se inspire en el ideal bolivariano”. Quien escribe eso es el propio López Contreras en marzo de 1938. En una misiva llena de detalles dirigida a José Rafael Gabaldón, el presidente encargado sigue argumentando la acción represiva porque líderes como Rómulo Betancourt, Gustavo Machado, Jóvito Villalba, Luis Beltrán Prieto Figueroa, todos en mismo saco, dicho sea de paso, “tratan de llevar al país a la contienda armada, no simplemente para obtener el triunfo de una facción que satisfaga sus ambiciones personales, sino lo que es más grave aún, para desencadenar la lucha de clases, la cual sembrará entre nosotros, como en todas partes ha ocurrido con ella, las más enconada anarquía, constituyendo al propio tiempo, un grave peligro no solo para la libertad, sino para la independencia misma de la nación”.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...