domingo, septiembre 23, 2007

¿Qué dice y dirá el “pueblo” ante la nueva Constitución (o “reforma”)?

Historia del futuro

Desde el 15 de agosto, fecha en que se presentó el proyecto de nueva Constitución (o “reforma”), el ambiente en mi opinión es de gran apatía. Sólo queda una discusión en la Asamblea Nacional para ser aprobada y nadie, salvo algunos intelectuales y sectores de la clase media, parecen estar preocupados. Los chavistas señalan que en sus organizaciones se “discute”, pero al parecer ese debate no ha generado alguna posición distinta a la de Chávez (al texto del proyecto). Por el lado los dirigentes oficialistas se puede decir que van rápido, cumpliendo con los objetivos aprobarla sin cambio alguno y llevarla a las elecciones presentándola como un conflicto chávez-oposición; estos señalan que la nueva Constitución es un paso más en el camino al logro de las metas revolucionarias. En cambio los dirigentes de la oposición se mantienen sin acuerdo alguno para luego tomar decisiones apresuradas cuando no quede nada de tiempo; y los opositores, digan lo que digan, en el fondo están convencidos que de aprobarse será la legalización del autoritarismo.

Las mayorías no dicen nada (por eso es que las encuestas señalan que más del 70% no conoce la propuesta), y creo que la razón es diferente para cada sector, porque el PUEBLO es diverso a pesar de que los políticos y muchísima gente habla del pueblo como si fuera algo homogéneo. A pesar de los diversos grupos, me atrevo a decir que los más pobres ven en la “nueva Constitución” más de lo mismo; es decir, ya Chávez hace lo que plantea en su proyecto sin necesidad de cambiar la Constitución vigente. Si eso es así, si esa es la percepción que se tiene; entonces para qué discutir, hacer campaña y votar. Las mayorías no ven diferencia alguna y por eso están totalmente desmovilizadas. A los anteriores le debemos sumar un importante grupo que desconfía de las elecciones por considerarlas fraudulentas; luego otro importante parte de la población que está atemorizado porque si expresa su opinión política contraria al gobierno puede salir perjudicada (perder el empleo, sufrir violencia, perder una beca, etc); otros que sólo les interesa recibir beneficios económicos del Estado y por eso dicen: “apoyaremos la reforma a cambio de casas” (o cualquier otra cosa).

Las minorías dicen algo aunque poca cosa. Unas porque se movilizan obligadas por el gobierno (por ser burócratas o becados), o por estar agradecidas por algún beneficio material y son fieles; y la minoría de la minoría que es la izquierda radical en este país que es fiel a Chávez. Por el lado de la oposición está un pequeñísimo grupo que hará campaña porque son políticos profesionales y están pensando en las elecciones del año que viene, y luego está la minoría de la minoría: los intelectuales, la clase media profesional que no depende del Estado a nivel de empleos o negocios, y los estudiantes universitarios que ven al chavismo como la peor pesadilla que le ha ocurrido a Venezuela.

Todos estos grupos pueden intercalarse y sumar las razones para que finalmente sólo sea una partecita del país la que diga algo. Así llegaremos a diciembre, al referendo donde votará me atrevo a pronosticar: menos del 40% del electorado. Me gustaría equivocarme y que se diera una gran participación.
Recomiendo lo dicho por Topocho sobre la nueva Constitución: ¿qué pasaría si la estuvieran planteado los adecos estando en el poder con las mismas condiciones que tiene Chávez?.

4 comentarios:

Juan Carlo dijo...

Si ya CXhávez está preocupado porque va a haber un 40% de abstención... Y eso será mortal, la abstención JAMÁS ayuda a nadie sino al Gobierno. Confío en que usted está hablando con sus alumnos, si ya empezaron las clases, porque ellos son los primeros que no quieren ir a votar.

Y le felicito, salió prominente en El Nacional hoy.. Breve pero conciso.

Profeballa dijo...

Mil gracias hermano!. En eso estamos hablando...

saludos

Maneiro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maneiro dijo...

me gustaría conocer tu opinión como historiados (una entrada no estaría mal) sobre la propuesta del nombre de Caracas en la propuesta de la reforma.

Un saludo
Maneiro

PD: No creo que el pueblo esté apático, hay mucha participación, sobre todo si lo comparas con cualquier experiencia anterior sobre el tema

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...