viernes, septiembre 07, 2007

El prócer que nunca huyó

Efemérides

La historia de la Independencia en Venezuela ha estado centrada en la vida de Bolívar (la “historia oficial”, la historia que se dicta en las escuelas, la única que recibe la población); es por ello que la mayoría no tiene ni idea de qué pasaba en el territorio cuando este estaba dominado por los realistas y Bolívar se refugiaba en las Antillas o en Nueva Granada. La historia de toda una nación, la que conocemos; “sigue” a Bolívar en sus constantes huidas; y abandona a los que nunca escaparon del territorio y fueron leales a la causa republicana. Esos que se quedaron y se hicieron guerrilleros para debilitar el “ejército” realista, fueron de algún modo olvidados por los historiadores, y sólo son en verdad valorados cuando se incorporan a los ejércitos de Bolívar. Si no hubiera sido por estos valientes; las acciones de Bolívar habrían sido mucho más costosas, y la guerra más larga. Es verdad que ambos se necesitaron (los que buscaron apoyo en el exterior como Bolívar y los que se hicieron guerrilleros acá) pero la historia oficial sobrevalora a unos y olvida a otros, como si existiera un solo valiente, como si TODO dependiera de un único hombre.

Un guerrillero que nunca huyó, que peleó en medio de las mayores dificultades; nació un día como hoy pero de 1791 en Tinaco (en el actual estado Cojedes), y se llamó José Laurencio Silva. Este prócer estuvo en la guerra de Independencia desde su inicio hasta su final, e incluso luego acompañó a los ejércitos libertadores en las batallas que liberaron el sur de Colombia, Ecuador y Perú. Estuvo en las batallas de Bomboná, Quito, Guayaquil, Junín y Ayacucho (en esta última recibió tres lanzazos). Al regresar a Venezuela se casa con la sobrina de Bolívar: Felicia, y fue uno de los albaceas testamentarios y fideicomisarios del Libertador. Participa en varios combates durante las interminables guerras internas durante el siglo XIX, es ascendido a General en Jefe en 1855, y muere finalmente el 27 de febrero de 1873.

Otras efemérides nacionales: Bolívar escribe el Manifiesto de Carúpano en 1814. Ezequiel Zamora se alza en armas con la consigna: “Tierra y hombres libres, respeto al campesino y desaparición de los godos”

Bibliografía: FUNDACIÓN POLAR (1994), Diccionario de Historia de Venezuela, CD-ROM.

Blogalaxia Tags:

3 comentarios:

Andres F. Guevara B. (Tupi) dijo...

La Bolívar-depedencia es algo que debemos acabar. Sin embargo, yo diría algo más. Lo que tiene que dejarse atrás es la elevación exclusiva de los militares y guerreros de la Independencia y comenzar a ensalzar las figuras civiles que también acompañaron al siglo XIX: José María Vargas, Pedro Gual, Juan Vicente González... Una larga lista de hombres relegados al olvido.

Saludos.

profeballa dijo...

Gracias por tu comentario, totalmente de acuerdo, pero dame tiempo dame tiempo para hablar de lso civiles también (que son los que más quiero resaltar por dejados de lado en nuestra historia MILITARISTA).

saludos

Andres F. Guevara B. (Tupi) dijo...

Seguro estoy de que ayudarás a avivar la memoria del colectivo civil de Venezuela. Es un trabajo arduo y a menudo poco recompensado, pero el legado que se deja siempre será positivo.

Cheers.

Pd. Gracias por la recomendación de mis palabras referentes al padre Olaso s.j.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...