miércoles, octubre 15, 2008

Blog Action Day: La breve historia de un país pobre que se cree rico

El mejor ejemplo de nuestra pobreza, no es sólo depender de una renta (la petrolera), sino además que dicha renta no da para vivir con dignidad, si la repartiéramos por partes iguales entre todos. Esto es algo que muchos venezolanos (me atrevo a decir que la mayoría) todavía no tiene claro. Desde Colón, pasando por Simón Bolívar, hasta el actual autócrata, creen o nos venden un país rico. Nos han dicho que el problema no está en la producción, el trabajo, o la creatividad; el problema es que "la cosa está mal repartida". Esto es falso, porque nuestra pobreza está en nuestra aversión al trabajo, al extranjero, y al esfuerzo. Pero no todo es mentalidad rentista... existe un cúmulo de venezolanos se han propuesto, SOLO POR EL TRABAJO, LA AUSTERIDAD, EL ESTUDIO, LA INICIATIVA, el salir de la pobreza. Otros han visto la salida en irse del país, no pasa nada, sabemos que lo hacen por su familia y por ellos, que se merecen una mejor vida; pero algo nos dice que esa diáspora tarde o temprano será parte de la respuesta a nuestro deseo de superar la pobreza.
Somos un país pobre, pero tengo la esperanza que la experiencia que hemos tenido con la riqueza fácil sea la reflexión, el sacrificio, el duro aprendizaje para después de la crisis: superar la pobreza.
Autor: Carlos Balladares

8 comentarios:

Ljudmila dijo...

Cuantas semejanzas! quizas con una diferencia nosotros no somos pobres en recursos sino en actitudes, las mismas que ustedes. Muy bueno el blog. Lo pondre entre mis favoritos para saber mas de Venezuela.

Profeballa dijo...

gracias!! tremendos blogs tienes!

andreapernalete dijo...

UCAB.Escuela de Ciencias Sociales
Secciòn:"D" Alumna:Andrea Pernalete

Estoy totalmente de acuerdo con lo planteado en este artículo. Es cierto que todos los gobernantes que ha tenido nuestro país han vendido a los habitantes de Venezuela la idea de que somos un país rico tan solo por el hecho de que somos productores de petróleo y no se han preocupado por invertir el dinero que recibimos por la renta del petróleo en mejorar la educación, la salud, en diversificar la economía, en hacer realidad lo planteado por el Ilustre Venezolano, Arturo Uslar Pietri cuando mencionó que había que “Sembrar el Petróleo”. El crecimiento y la riqueza de un país no debe medirse por la característica de ser un “País Petròlero”, sino por las ansias de superación de todos sus habitantes, el ser cada día mejores ciudadanos, dedicados al estudio y al trabajo para poder mejorar la calidad de vida de nuestra familia y de la sociedad venezolana en general.

Leon dijo...

Dijo Andreapernalete:"el ser cada día mejores ciudadanos, dedicados al estudio y al trabajo para poder mejorar la calidad de vida de nuestra familia y de la sociedad venezolana en general."
--------------
Buenas noches a todos muy bueno el blogs, debo aclarar para mi opinión algo que escribió la persona anterior cuando dice la frase que coloque arriba, en mi opinión en Venezuela no se puede mejorar la calidad de vida, lo que uno puede mejorar es el poder adquisitivo mas no la calidad de vida, y tendría miles de ejemplos al respecto, yo creo que las personas confunden calidad de vida con poder adquisitivo. Gracias.

Raffa dijo...

No se trata de repartir la renta petrolera en parte por iguales para todos con el fin de salir de la pobreza, porque en verdad, eso no sería posible, se trata de que se vea y se sienta un buen uso del ingreso petrolero, es decir, que el dinero de la renta sea destinado para resolver las situaciones de los venezolanos (que sea usada la renta petrolera de manera justa y eficiente) que no sea la industria petrolera un escenario para aumentar las diferencias de clase.
El problema en Venezuela, a mi modo de ver, es multifactorial: 1) por herencia en la historia nacional, siempre ha prevalecido el liberalismo sobre un proyecto consensuado nacional; 2) la educación no es buena, ya que a los gobiernos de aquí no les interesa una población bien formada, parece que le fascina la idea del paternalismo, 3) al no haber educación para el trabajo, a la larga, Venezuela termina siendo monoproductora, porque no se explotan las otras actividades que esta tierra de gracia nos brinda.
Aquí hay tanto que hacer, que si se pondrían en marcha los proyectos para transformar a Venezuela, todo el mundo tendría oportunidades de trabajo y estaría bien tanto el Estado como las empresas privadas, Estoy totalmente de acuerdo con el artículo en lo que toca a que tenemos aversión al trabajo y al esfuerzo.
En Venezuela tenemos mucho a favor: un buen clima, diversidad de tierras y juventud, lo que nos falta es experiencia. Si maduraramos, no estaríamos exportando solamente petróleo y otras importaciones menores como el cacao, por ejemplo, e importando productos, sino que nosotros mismos los haríamos aquí y llevaríamos afuera el producto ya acabado.
Pero el trabajo tiene tan mala reputación en Venezuela que lo que se produce no alcanza ni para nosotros mismos.

Profeballa dijo...

Estimado Raffa: gracias por su comentario, estamos de acuerdo salvo en la idea que tiene de que ha prevalecido el liberalismo, con todo respeto ese argumento no aguanta un anàlisis històrico. Desde Lòpez para acà lo que ha prevalecido es un Estado con tendencias claramente socialistas o socialdemòcratas si prefiere llamarlo asì.
Saludos

Maria Mercedes dijo...

Es realmente cierto lo que plantea este artículo. Se ha creado la ilusión de que por el petróleo y su repartición somos ricos, y se ha vivido de ellos sin esforzarse en el trabajo y en conseguir las cosas por medio del esfuerzo. El buen manejo del petróleo pudiera dar para un mejor país. El problema es que a la gente no se le inculca que con el esfuerzo y el trabajo se puede salir adelante. El mayor problema de Venezuela es que somos pobres de mente.

Anónimo dijo...

Indudablemente que la riqueza de nuestros suelo nos da una enorme ventaja con respecto a otros paises en lo que podrìamos llamar porque no estamos en otra posiciòn, la razón fundamental es que los valores inculcados en nuestras seudofamilias,cuyos nucleos adolecen de la fortaleza de enseñar que el rancho no es fìsico sino mental, que alguna vez nos dijeron que somos pobres y lo absorbimos como sociedad, que somos flojos y tambièn lo aceptamos es la tendencia antivalores acumulada en el tiempo que nos ha llevado a la marginalidad mental que no nos permite crecer con todo el potencial que tenemos, que es màs fàcil quitarle al otro o estar en actos de corrupciòn que ganarnos poco a poco el crecimiento que merecemos todos, por eso es que nuestra crisis es de valores, y hasta que no superemos esta parte venga quièn venga a gobernarnos tendremos las mismas carencias y nuestro progreso lo debemos a que si el petroleo sube o baja de valor.
Silvia Moreira
UCAB: Comunicación Social.
Sección: 001
1er semestre.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...