domingo, abril 27, 2008

Historiador venezolano (Luis Ugalde, s.j.) opina sobre la política racial del gobierno

Artículos de opinión de los historiadores venezolanos

Les dejo acá el artículo semanal del historiador Luis Ugalde, s.j. que publica quincenalmente los jueves en El Nacional.

Venezuela mestiza

Venezuela es un país mestizo. Negar esa evidencia es una estupidez y caricaturizarla, como se está haciendo, es una burla. Ningún país puede construir su exitoso futuro mutilándose a sí mismo de uno de los componentes principales de su mestizaje, ni nosotros inculcando en el curriculum escolar que somos mestizos de sólo dos colores. El tricolor es nuestro y el bicolor nos destruye. Nuestra tarea es asumir la realidad racial tal como es y desarrollar la unidad nacional fortaleciendo todos sus componentes.

Se calcula que en 1808 - hace 200 años- Venezuela tenía casi 900.000 habitantes (los que tiene hoy sólo la gran Catia). Era un país mestizo de claro predominio pardo en una mezcla de indios negros y españoles. Se calcula que en ese momento el total de la población esclava era de unos 60.000. Esa composición racial se alteró poco durante el primer siglo republicano, aunque los gobiernos tuvieron deseos y leyes para tratar de fomentar las migraciones y combatir el despoblamiento. Lamentablemente, hasta la muerte de Gómez, las enfermedades tropicales, la pobreza y las guerras civiles permanentes, pudieron más que los deseos venezolanos de recibir gente y transformar al país.

Hoy somos 25 millones. Entre 1938 y 1970 se formó en Venezuela una realidad poblacional realmente novedosa, porque entraron para quedarse y multiplicarse más españoles que todos los que habían venido desde Cristóbal Colón hasta la muerte de Gómez; vinieron muchos más italianos o portugueses que los esclavos negros traídos de África a la fuerza en toda nuestra historia; y el número de europeos venidos después de la II Guerra Mundial supera al total de los indios que había en Venezuela a la llegada del primer europeo en tiempos de Guaicaipuro. Por eso el actual mestizaje venezolano es más rico y variado que el que vivió el “blanco de orilla” Francisco de Miranda. A los ya mencionados habría que añadir millones de latinoamericanos (sólo los colombianos y sus hijos superan al total de la población venezolana de 1908) y tendríamos que contar la valiosísima presencia nacional de árabes, llamados “turcos”, de decenas de miles de judíos y de centroeuropeos. Como resultado de todo ello somos 25 millones de venezolanos con enriquecido mestizaje racial y cultural. Negar esta evidencia racial y cultural es masoquismo y mutilación nacional.

Para no perder el tiempo ni la cabeza con mitos engañosos, es bueno recordar que todas las razas de América vinieron de afuera, todas fueron inmigrantes de Asia, África, Oceanía o Europa. Los primeros indios tampoco eran autóctonos.

La realidad que no se asume es como la comida que no se digiere: hace daño. Negar la presencia europea en nuestra identidad nacional y, mucho peor, sembrar el odio y resentimiento contra ella, es una estupidez destructiva. Tampoco nos ayuda el servilismo que imita la terminología norteamericana de “afroamericanos”, porque allí decir “niger” es un insulto. En Venezuela “negro” es una identidad que reclama más oportunidades y reconocimiento. Nuestra sociedad, si es inteligente y aspira a la justicia, debe apoyar y reforzar especialmente a los históricamente más oprimidos, maltratados y negados en su identidad, que son indígenas, negros y pobres. Asumirlos positivamente y sin discriminación ni enfrentamiento con el resto.

Hay una retórica indigenista que no pasa de disfraz de carnaval, de máscara que proclama lo que no se hace y trata de ocultar las realidades de abandono. Necesitamos programas reales y medibles de educación, desarrollo social y económico con creciente afirmación bilingüe que les permita ser venezolanos de primera sin tener que renunciar a la propia lengua e identidad. Venezuela hoy no es un millón de indios, españoles y africanos, atropellados, revueltos y yuxtapuestos; somos 25 millones, nacidos aquí o venidos, divididos más por las barreras económico-sociales y por la desigualdad negadora de oportunidades. Ni indoamericanos, ni afroamericanos, ni euroamericanos, sino venezolanos de arco iris con todos los matices de color que embellecen y enriquecen nuestra unidad variada. A ello debe apostar nuestra educación integradora. No restar ni dividir, sino reforzar y multiplicar. Hacernos capaces de reconocernos para soñar y actuar unidos.

lugalde@ucab.edu.ve

3 comentarios:

luis dijo...

En realidad la especie humana no tiene sub especies, una subespecie desde el punto de vista taxonomico es lo que se llama raza. Un ejemplo grafico es el tigre, la especie Felix tigris es la de la india, y el tigre siberiano es felix tigris ssp (cuando no se sabe el nombre se pone de esa amanera). Las divisiones por algunos razgos morfologicos no son suficviente para crear una sub especie..
Pero habalndo en el aspecto de este articulo tanto los blancos como los negros son minorias en este pais. entre ambos no llegan al 30% el resto somos mestizos. La idea que quiere dar el gobierno es que los blancos son los opresores y por eso hacen leyes para beneficiar a una minoria racial; Los negros y satanizar a otra minoria; los blancos.
todo regimen fascista y este tiene muchas caracteristicas de ello nesecita un enemigo interior. Los judios son los favoritos de la historia. Hasta los reyes catolicos realizaron unos cuantos polgrom para no quedar mal.
aqui se quiere lo mismo y por eso se beneficia a los negros.
tengo una amiga que es "ancla" en ViVE tv y es nera y solo por esa cualidad gana mas que la otra aancla que es blanca, eso sirve para crear resentimiento de la blanca contra mi amiga.

Profeballa dijo...

Luis gracias por tu visita y tremendo comentario, pues màs a mi favor en lo relativo a llamar esto "polìtica racial" aunque lo de razas yo sè que n oexiste en el ser humano; y lo primero que señalas se lo repito a cada momento a mis alumnos, en especial cuando hablo de la colonia y la polìtica de estìmulo a la inmigraciòn europea llevada a cabo desde 1830 hasta 1958; pero lo he llamado asì para afincar la idea de racismo màs por su uso coloquial que por su uso correcto. El punto es la discriminaciòn por los "razgos morfologicos" se ha llamado tradicionalmente racismo aunque estè errado, entonces el colocarlo acà tiene una meta DE ATENCIÒN, para que me lean pues. Y lo que es màs a mi favir es la denuncia del "racismo" actual... què triste.

un abrazo te leo aunque no te comente

Antonio Ricaurte dijo...

Racismo existe, sólo que un racismo "inverso": el negro con racismo contra el blanco.

Detalle es que las razas "puras" (negro, blanco, indio) son escasas. Además de que está comprobado genéticamente, que las razas puras son sumamente propensas a enfermedades congénitas por degradación del ADN, ya que el proceso de "pureza" evita la renovación genética mediante el cruce con otras razas. Siempre será más saludable la "mezcla/diversidad" porque aporta nuevos recursos proteínicos a las cadenas de ADN que lo renuevan.

Aparte del aspecto pseudo-científico, en el socio/político la historia es distinta. Tradicionalmente hablando, en el continente Americano ha existido tradicionalmente un racismo tácito, latente, que ha persistido durante generaciones. Ese "racismo" va asociado con la cultura occidental que pareciera encontrar más "belleza" en la piel blanca, cabellos/ojos claros que en cualquier otra raza. Ahora, esto es un asunto "traidicional" que ha venido siendo cambiado por la cultura latina que ha mostrado que la mujer "mestiza" tiene mejores atributos: más curvas, mejor colores, más belleza.

De algún historiador leí que la mujer venezolana ha sido así de bella desde que las españolas Andaluzas se cruzaron con los mestizos acá en Venezuela. Es esa mezcla de lo árabe/europeo/indígena/africano, vaya ud. a saber en que proporción, que crea esa figura única.

Malo es que el gobierno actual ha utilizado, reiteradamente, el recurso del racismo inverso como mecanismo de incitación al odio/resentimiento. Comenzando por rebautizar el día del descubrimiento de américa por el mal llamado día de la resistencia indígena (nunca dicen de cual resistencia), hasta el odio verbal que vomita casi todos los domingos contra lo que denomina oligarquía "blanca".

Pareciera olvidar el hombre que el venezolano más influyente y poderoso no es sino "morenito": Cisneros. Y que ese hombre (dije que era el más influyente?) está total y absolutamente cuadrado con el gobierno para que no le molesten sus intereses.

Lo peor es que el venezolano de a pie realmente sufre poco de racismo. Uno "echa chistes" racistas en ánimo de joda y rara vez alguien se enfurece. Nos tomamos la vida "suave", pero estamos comenzando a vivir una era donde ser "oscurito" logra más beneficios económicos en un gobierno anti-blanco.

De hecho, pereciera ser una norma que las personas a ser contratadas en dependencias gubernamentales tengan cierto perfil: piel oscura, pelo "chicha", con aspecto "popular". Lo que pudo resultar beneficioso al principio, ya que muchos sitios de trabajo solían discriminar al personal por su apariencia física. Pero es que se debería contratar por la "calidad profesional/humana" y no por como se vea una persona (aunque la preparación profesional afecta la apariencia).

Venezuela y Brasil comparten la cualidad de tener una población mayoritariamente "parda": piel canela en diferentes tonalidades, ojos marrones de diferentes matices, cabellos rizados, lisos, rebeldes, ondulados... somos una sociedad variopinta y tomar cualquier extremo de la escala (blanco/indio/negro) es realmente discriminar a las mayorías.

Justo sería una política de estado anti-racista, que procure la no-discriminación ni por raza, sexo o apariencia física (vaya que es difícil para personas gorditas en esta sociedad). Pero lo que se ve es un gobierno discriminativo, social y políticamente, donde prevalece el compadrazgo, el amiguismo y ahora la preferencia étnica (ser "oscuro") antes que el mérito académico, profesional, ético y humano de las personas.

No en vano los chavistas radicales siempre pintan al escuálido como un "blanquito endeble", como obligando a creer que los únicos que se le oponen al gobierno son ese 5%.

Saludos y disculpa lo largo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...