sábado, agosto 23, 2014

Fallece el historiador venezolano especializado en relaciones civiles y militares: Domingo Irwin (1947-2014)


Lamentamos mucho la muerte del maestro. Desde acá enviamos un saludo de pésame a sus familiares, amigos y discípulos. No fue mi profesor aunque sí lo escuché en varias conferencias y una vez nos dio una clase especial sobre las relaciones civiles y militares. En mi actual investigación sobre el origen de los caudillos en Venezuela uso sus conceptos y métodos. A partir de la lectura de su obra descubrí en él una gran preocupación por el mal que nos afecta: el pretorianismo y el deseo que algún día tengamos una Fuerza Armada INSTITUCIONAL y obediente del poder civil. 

¡Algún día, querido maestro, algún día Venezuela tendrá unas relaciones civiles y militares modernas y democráticas!

Carlos Balladares

Acá les dejamos el excelente escrito que nos mandó el amigo y colega Tomás Straka al saber tan triste noticia. 

Acaba de fallecer Domingo Irwin (1947-2014). Con él no sólo perdemos a uno de nuestros historiadores más importantes,  sino que también perdemos un verdadero maestro. Escribió muchos e importantes libros, popularizó teorías y creo algunas propias, asumió compromisos políticos y académicos, pero, por encima de todo, si algo le preocupó en la vida fue la formación de jóvenes talentos. De modo que ese carácter que con frecuencia asustaba a los alumnos en el primer día de clases, esas salidas que hicieron rabiar a más de un estudiante remolón, la rigurosidad de sus esquemas y lecturas, ocultaban a un hombre en el que siempre podían encontrar consejo y amistad.   Aquellos alumnos en los que ponderaba el interés y la capacidad suficientes, eran invitados a participar en proyectos de investigación, a publicar libros colectivos o a integrar paneles en eventos nacionales e internacionales.  Así se formó un grupo amplio de discípulos, una verdadera escuela que, sin duda, representa la mejor prueba de que su obra germinó y seguirá creciendo.   

Irwin fundó el estudio de lo militar en la historiografía venezolana, mucho antes de que los recientes procesos políticos demostraran la importancia del tema.  Centrado en las relaciones civiles-militares, tema central de nuestra vida republicana si los ha habido, recorrió sus avatares desde la independencia hasta Hugo Chávez. En clásicos como Relaciones civiles-militares 1830-1910 o Relaciones civiles-militares en el siglo XX, aclimató categorías poco trajinadas entre nosotros y elaboró propuestas teóricas propias.  Hay quienes no están de acuerdo con sus tesis,  pero nadie podrá regatear la importancia de sus trabajos.  Ellos marcan una antes y un después, por lo que constituyen una referencia que nadie podrá obviar.  Como historiador, Irwin se empeñó en comprender el fenómeno, pero como hombre de resueltos compromisos ciudadanos, trató de combatir sus peores manifestaciones.  Domingo Irwin fue un demócrata y un anti-militarista convencido y militante.  

Luis Alberto Buttó, Hernán Castillo, José Alberto Olivar, Inés Guardia, Nahem Reyes, Germán Guía Caripe, Ingrid Micett y muchos más se encuentran entre quienes le deben a él gran parte de su formación e incluso de sus oportunidades de desarrollo profesional e intelectual.   Fui su alumno y fui su amigo.   En el primer rol participé en uno de sus libros colectivos y más nunca volví a confundir “militarismo” con “pretorianismo” (una de sus grandes batallas).  Como lo segundo compartí innumerables y divertidísimas tenidas -Irwin era hombre de buena mesa y de mejores copas- y siempre conté con su respaldo cuando lo llamaba a dar una clase magistral en un curso, a integrar una mesa dentro de un evento o a dar clases en la maestría que dirijo. Incluso, la muerte lo sorprende con un seminario programado para el semestre que arranca en octubre.  

Si algo puede explicar al maestro que fue Domingo Irwin es su condición de egresado del Instituto Pedagógico de Caracas, donde también hizo la mayor parte de su carrera de profesor universitario.  Después se graduó de magíster en la Universidad de Glasgow.  Esta experiencia escocesa no sólo amplió sus horizontes, sino que representó un rencuentro con sus orígenes, descendiente como era de uno de los soldados de la Legión Británica.  La Universidad Católica Andrés Bello, donde se doctoró, fue la institución en la que desarrolló otro trecho importante de su carrera dictando seminarios en las maestrías y el doctorado de historia.  Buen amigo del P. Hermann González Oropeza, encontró en él no sólo a un colega sino a un jesuita con el cual debatir teológicamente desde sus posturas de piadoso presbiteriano (Irwin también estudió teología).  Aunque en sus análisis de Calvino siempre terminaba teniendo la razón, sostenía que, probablemente, si en el siglo XVI la Iglesia Católica hubiera sido como hoy, tal vez se hubiera integrado al proyecto de su compañero de clase, Ignacio de Loyola.   Me gusta imaginarlos con sus debates en el Cielo, pudiéndolos confrontar directamente con el santo vasco y el reformador de Ginebra. 

Hoy, que la afección cardíaca que lo acosaba desde hace años pareció haber ganado finalmente la partida, es imposible repasar sobre su obra y sobre los buenos momentos pasados con él sin un nudo en la garganta.   Tal vez el mejor homenaje que podemos hacer es recordarlo desde sus libros, sus ideas y sus compromisos.  Es lo que sin duda resolverán hacer sus discípulos, y a lo que también nos comprometemos todos aquellos que por el hombre y sus trabajos sentimos cariños y admiración.

4 comentarios:

Yelitza dijo...

Inmejorable reseña del gran Maestro de las relaciones civiles y militares. Gracias.

laura dijo...

Lamentable el fallecimiento del Dr. Domingo Irwin. Sus enseñanza de las Relaciones Civiles y militares en Venezuela se la debemos a este gran maestro e investigar. Gracias por ser el tutor de mi tesis, paz a su alma. Laura Robles.

Anónimo dijo...

Un gran investigador y profesor muy académico. Hoy se cumplen 2 años de su desaparición física, pero con mucha vigencia sus temas de investigación y estudios. Paz a su alma. Si como teorizó Einstein existen los mundos paralelos, me lo imagino incansable alertando a la sociedad y sobre todo a los políticos de la peligrosidad para la democracia el cultivo del pretorianismo.
Siempre te recordamos, en cada centro académico donde se discutan los temas de las relaciones civiles y militares venezolanas y latinoamericanas está su esencia se percibe su genialidad y acuciosidad. Hasta siempre Dr. Domingo Irwin Gáffaro. Josefina

av女優 dijo...

免費a片下載無碼有
線上看a片直播a片下載
色a片色情自拍影片庫
線上看a片直播a片下載
免費成人a片直播
a片
a片寫真
免費a片下載無碼有
免費a片
a片a漫

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...