miércoles, enero 12, 2011

Un caso de la historia de la inmigración italiana en Venezuela


Año 1964

Lugar Puerto de la Guaira

Testimonio Teresa Signorini de Petrelli redactado por su nieta Elizabeth Petrelli Masi (UCAB)

Esta foto, fue tomada por el fotógrafo del barco, es el momento en que llegaron al puerto de la Guaira mis abuelos y sus amigos, en 1964, venían de Buenos Aires, pero el barco lo tomaron en Chile, las personas de la foto del lado derecho son amigos italianos de mi abuelo Giovanni Petrelli, y del lado izquierdo esta mi familia: abuela (Teresa Signorini), abuelo (Giovanni Petrelli), papá (Gustavo Petrelli) tío (Oscar Petrelli) y bisabuela (Teresa Vázquez), tardaron 11 días en llegar a Venezuela, pasaron por 12 puertos, y cruzaron el canal de Panamá en el cual tardaron 12 horas.
Dentro del barco, un barco Italiano a todo lujo, para la época, había bingos, casino, bailes, restaurantes, comida en cantidad postres, bebidas, juegos hípicos, los camarotes eran para 4 personas y como ellos eran 5 para no pagar un camarote adicional, pidieron una colchoneta y el más pequeño de los niños durmió allí (es decir mi papa).
Un poco de la historia de su Emigración, ellos salen de Buenos Aires a Venezuela por que la familia de mi abuelo estaba en Venezuela, y los convencieron de venir, aparte también influyó la mala economía que tenia Argenitna para ese entonces. Mi abuela trabajaba en Argentina como costurera para un sastre y mi abuelo trabajaba en la embobinacion de motores.
Mi abuela de origen Español emigra a Argentina a los 19 años llega a casa de un familiar y a los 2 años emigra su hermano y su mama. Mi abuela conoce a su esposo porque vivían uno al lado de otro, y tomaban el bus juntos. Al casarse en 1954 y formar su familia, las hermanas de mi abuelo lo convencen para venirse a Venezuela.
Al llegar a Venezuela, se alojaron en un apartamento alquilado y amoblado por Bs 400 en los Chaguaramos a una cuadra de la plaza las 3 Gracias, ya instalados, mi abuela siguió trabajando como costurera para un sastre en la Candelaria Gino Pesano y mi abuelo en una Herrería fabricando cucharas y tenedores por lo que ahora son los palos Grandes.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Testimonio muy hermoso. Mis padres también emigraron pero de España (Logroño, La Rioja). Yo nací en Caracas en 1952.

Profeballa dijo...

Gracias por visita y comentario. Si desea nos manda fotos y testimonio, y lo publicamos por acá.
Saludos.

Clari dijo...

una historia muy linda y para reflexionar, mis antepasados también tuvieron que inmigrar y se quedaron en variados apartamentos en buenos aires hasta que finalmente se quedaron en Mendoza

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...