lunes, septiembre 27, 2010

Mi análisis sobre los resultados de las elecciones parlamentaria en Venezuela, un tanto discrónico. Crónicas politológicas (XXVIII).

Antes de los resultados (lo permanente)

Al momento que empiezo a escribir estas crónicas sobre el resultado de las elecciones parlamentarias del “26S” no se sabe nada, aunque ya empiezan a correr los rumores. Mi sueño: 100 diputados demócratas aproximadamente, no me molestaría con: mitad y mitad, mi gran temor: que vuelvan a ganar los de siempre obteniendo 2/3 con lo que el autoritarismo se fortalecería. Pero pase lo que pase estoy convencido de algo: el gran valor de un 40% de la población electoral (al cual pertenezco junto a tantos amigos y familiares) que se ha resistido a pesar de todas las dificultades. Esta resistencia ha demostrado una reserva en nuestro país (por pequeña que sea) en lo relativo al civismo, a la democracia, a los derechos humanos, y a la iniciativa privada como forma de progreso económico y; muy especialmente contrario a la construcción de una dictadura de izquierdas muy particular pero dictadura al fin. Es gente muy valiosa que le repugna todo lo que se ha exaltado en este tiempo, por más que una parte de la población (sea lo grande que sea) la apoye. Desde ese grupo se puede hacer república, se puede detener la barbarie.

Me ha preocupado muy especialmente la abstención de los sectores medios, porque demuestra una alta apatía e irresponsabilidad en personas preparadas. Se comprende que en las elecciones no presidenciales la abstención tiende a crecer, pero es mucho lo que nos jugamos, entonces, no se comprende. ¿Por qué se quejan y luego no votan? ¿Dónde está su conciencia política? ¿No se dan cuenta de la gravedad de la situación?. La tarea de los demócratas es seguir concientizando, seguir en el apostolado que advierta los tiempos que vivimos. De cara a la elección presidencial, debemos ir forjando esta conciencia y la necesaria realización de las primarias, y aprender que pase lo que pase el camino es la UNIDAD porque es el mejor camino.

Repito: lo más importante, se gane, empate o se pierda (por el porcentaje que sea) es la UNIDAD que hemos hecho, los valores que defendemos, la fe que tenemos en nuestras metas. Debemos incrementar nuestros lazos (ser fraternos), construir nuestro propio relato histórico de luchas (que las tenemos), nuestro lenguaje y eslogans (nunca más repetir los del autoritarismo), y nuestro programa de gobierno (FUNDAMENTAL) pero de fácil comprensión y “popularización”. Recordemos, al Henry V de Shakespeare (quitándole toda la parte de sangre y la cambian por lucha cívica porque no queremos más muertes):


Nosotros pocos, felices pocos, nosotros, grupo de hermanos;
Pues el que hoy vierta conmigo su sangre
Será mi hermano; por villano que sea,
Este día le hará de noble rango:
Y muchos caballeros de Inglaterra, que ahora están en la cama
Se considerarán malditos por no haber estado aquí,
Y les parecerá mísera su valentía cuando hable alguno
Que combatiera con nosotros el
día de San Crispín.

Después de los resultados (lo circunstancial no tan circunstancial)
Según la UNIDAD se logró lo que se había dicho que era posible ser mayoría (52% en palabras de la MUD) siendo minoría en número de diputados por la acción perversa de un organismo electoral que manipuló el sistema (haciendo que algunos regiones (las tradicionalmente chavistas) eligieran más diputados con menos votos. Haber logrado esto con tantas dificultades dice mucho.
Lo cierto es que LA UNIDAD se fortalece, es el medio para vencer el autoritarismo.
Lo cierto es que Chávez es minoría, pero pueden seguir en su manipulación buscando (lo que ha hecho hasta ahora) destruir la democracia y las libertades para evitar que la gente pueda decidir e influir. Porque hay una conclusión para el oficialismo: NO SOMOS MAYORÍA, debemos sobrerrepresentar nuestra minoría, y reducir los espeacios electorales, cosa que hará por vía de las Ley de las comunas u otro medio, pero el tiempo de elecciones abiertas se acabó. La meta para ellos será reducirlas al mínimo porque les perjudica.
¿Constituyente? Es posible porque saben que deben manipular el sistema electoral, cosa que pueden hacer mucho mejor en una nueva elección; y por medio de esta lograr lo que no hicieron en las parlamentarias.
¿Socialismo? Herido de muerte en mi opinión, pero...
Todo lo dicho en la sección anterior de esta crónica sigue estando vigente: DEBEMOS FORTALECER LA UNIDAD luchando por vencer la abstención de nuestros votantes (que se vio ayer), consolidando y revisando ciertas regiones que son de oposición (¿Qué pasó con Miranda y Carabobo?), ganando las zonas que donde están dudando, y el chavismo está a punto de perder la mayoría, y llamar a la UNIDAD al PPT. Sobre el PPT se puede decir que la supuesta posición intermedia no tiene sentido, perdieron totalmente en su propuesta, ahora son bienvenidos a nuestra gran familia. Y finalmente: ¡HAY QUE PREPARAR NUESTRAS PRIMARIAS PRESIDENCIALES DESDE YA!. Seguimos en la lucha sumando voluntades por la democracia. A los que no estuvieron en “San Crispín” les dejo las palabras de Henry V, para la próxima batalla no se queden en casa ni formen grupos aparte. NO HAY OTRA VÍA QUE LA UNIDAD Y LA DEMOCRACIA. El socialismo y el autoritarismo está herido de muerte, pero puede seguir haciendo daño. AHORA MÁS QUE NUNCA SE NECESITA SEGUIR LUCHANDO.
Profeballa

Razón y sentido de las crónicas politológicas leer acá.


No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...