domingo, febrero 21, 2010

El "socialismo real": un fracaso histórico generador de mayor pobreza (Héctor Silva Michelena, miembro de la Academia Nacional de Ciencias económicas)

Entrevista por Víctor Salmerón en El Universal de hoy a Héctor Silva Michelena, miembro de la Academia Nacional de Ciencias económica. El subrayado es nuestro.

"Es absolutamente demencial tratar de revivir al socialismo"
"Para el proyecto la innovación es el conuco, las comunas; es ir hacia atrás, la vuelta al pasado"

Después de más de seis décadas entregadas al estudio de Venezuela, Héctor Silva Michelena, miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, donde acaba de dictar una polémica conferencia sobre ética, recurre a la psiquiatría antes de adentrarse en el análisis del país: la locura consiste en "repetir lo mismo una y otra vez, esperando obtener resultados distintos". Dicho esto, dispara al corazón del proyecto que lidera Hugo Chávez y afirma que "es absolutamente demencial tratar de revivir al socialismo, repetir algo que ya fracasó; la Historia ha demostrado de forma empírica que es inviable y teóricamente, tal como funcionó, también es inviable". La inviabilidad de las economías socialistas emana de "la asignación de la mayoría de los bienes por parte de un aparato administrativo donde los productores no se ven forzados a competir unos con otros, el control directo de las empresas por el partido y sus seccionales políticas y la falta de democracia política y libertad en todos los sentidos". La carencia de innovación, de mejoras tecnológicas, es otro síntoma a considerar en la patología socialista. "En este aspecto las economías socialistas fracasaron rotundamente, la verdad es que sin la competencia nutrida de los mercados, tanto nacional como internacional, ninguna empresa está obligada a innovar; no se han observado procesos de innovación en una economía, aparte de los fomentados por la competencia".
Al colocar el lente sobre Venezuela destaca que "estas características no están plenas pero avanzan, hoy es imposible negar que el Estado será el gran propietario. El Primer Plan Socialista tiene un gráfico donde se interpreta que las llamadas empresas de producción social y el Estado equivaldrán a 75% del PIB en 2013, mientras que el sector privado descenderá desde 57% del PIB hasta 25%". Subraya que "en las 150 empresas intervenidas por el Gobierno no hay ninguna participación de los trabajadores, todo es del Estado y el partido porque aquí se está produciendo la fusión Estado-partido. El sector público en 2007 representaba 25,5% del PIB y hoy supera 30%. Los trabajadores que laboran para el Estado, gracias a las continuas expropiaciones, han aumentado en un millón y allí está el desastroso problema de producción en la Corporación Venezolana de Guayana". Recalca que "teóricamente carecen de viabilidad empresas que no tienen competencia; por eso la innovación en el proyecto es lo contrario, la vaca lechera, el cultivo hidropónico, las comunas, el conuco, es ir hacia atrás, la vuelta al pasado".
-Si como afirma es demencial el intento por revivir al socialismo, ¿por qué cree que el país ha caído en esta etapa de locura?
-Fidel Castro se la traspasó a Hugo Chávez, su influencia es terrible porque Chávez se ha enamorado de Fidel. También existe un pensamiento muy elemental, creer que tenemos que abrazar al socialismo para eliminar el lucro, la ganancia y alcanzar la felicidad; de allí surge la necesidad del hiperlíder, el redentor insustituible, así se sintió Stalin a pesar de los crímenes que cometió.
-Hugo Chávez ha comenzado a citar a Carlos Marx. ¿Tiene sentido seguir hablando de la teoría del valor-trabajo, de la plusvalía que el empresario le roba al trabajador?
-Ha sido demostrado desde hace ya un tercio de siglo que la teoría del valor-trabajo es falsa. Según esta teoría de Marx el valor de las cosas proviene del trabajo, eso se demostró que es falso porque en realidad el valor de las cosas proviene de su utilidad, la escasez. Por tanto, esa idea según la cual la ganancia la produce el trabajador y el capitalista lo explota apropiándosela, es falsa. Hoy en día sabemos que la explotación es inherente a cualquier sistema donde existan diferencias o desigualdades en las dotaciones, de cualquier tipo, de que disponen los individuos.
Para el Gobierno el empresario es un personaje negativo que hay que eliminar porque no crea valor y se aprovecha de los trabajadores. ¿Qué opina? -
Así es, para el chavismo el empresario es un personaje negativo que hay que eliminar; un caníbal, rapaz, que sólo quiere lucrarse. Estoy totalmente en desacuerdo, el empresario mejora continuamente su proceso de producción para poder competir, por eso uno de los problemas que tuvo la sustitución de importaciones es que eliminó la competencia extranjera. Cuando el empresario tiene una competencia no le queda más remedio que introducir innovaciones o morir.
Dicho esto debemos agregar que el manejo de los medios de producción, la gerencia, genera valor. Eso lo demostró Robert Nozick.
En su último trabajo sostiene que no hay ética en el socialismo. ¿En qué se basa esta afirmación?
-La pregunta clave en el tema de la ética es cómo debe uno vivir. Que la persona por su mismo albedrío decida vivir conforme a los valores positivos, es una decisión propia y en el socialismo existente no hay libertad individual, no se pueden tomar decisiones distintas a las prescritas para el camino de lo que se denomina la suprema felicidad. Todo desvío respecto de las acciones y prescripciones conducentes a la utopía, es condenable. Para el marxismo la ética es un reflejo superestructural de las condiciones materiales de vida. Es bien conocido que el socialismo en ningún país ha creado riqueza, por el contrario, lo que ha tenido lugar es lo que el propio Marx llamó una nivelación por lo bajo. En ningún país socialista se superó la pobreza, tal como lo prometían sus líderes y si la base material del proceso productivo no pudo generar lo suficiente para enfrentar materialmente las necesidades humanas, ¿qué cipote de ética puede haber?
En el Primer Plan Socialista se afirma que el socialismo del siglo XXI lo estamos inventando y que solo será posible en el mediano tiempo histórico. -Si el socialismo del siglo XXI es algo que el Gobierno y su líder están inventando, y que su plena realización requiere un mediano tiempo histórico, entonces los venezolanos somos objetos experimentales, como ratas y conejillos de laboratorio, manipulados por algún psicólogo conductista. Además ¿por qué Chávez tiene la prisa declarada de eliminar las "leyes burguesas"? Esto no se comprende, a menos que nos situemos en el plano del absoluto voluntarismo autoritario que caracteriza la conducta del Presidente.
-¿La riqueza petrolera no le da a la economía venezolana la posibilidad de intentar que funcione el sistema socialista? -A pesar del boom petrolero el país sufre una crisis tremenda por la estanflación, es decir, estancamiento y alta inflación. El petróleo solamente amaina, permite cierto margen de maniobra. Venezuela va a ser el único país de América Latina con recesión en 2010. En estos once años lo que se ha hecho es crear un país más dependiente de la renta petrolera que es un factor que no es controlable
-¿Qué puede ocurrir si el Gobierno logra una victoria en las próximas elecciones, pautadas para septiembre, y mantiene el control sobre la Asamblea Nacional? -Si el Gobierno tiene una victoria de ese tipo en las próximas elecciones, se acelerará el colapso, la demencia.
Víctor Salmerón / Vsalmeron@Eluniversal.Com

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...