martes, diciembre 29, 2009

Simón Rodríguez: ¿Fue socialista (y/o comunista)?

Autor: Carlos Balladares Castillo.
Publicado en Analitica.com
Es una realidad que ya no se nombra a Simón Rodríguez como base doctrinaria del régimen chavista ("revolución bolivariana" o "socialismo del siglo XXI") su máximo jefe (y por ende: la alta dirección oficialista) no lo citan más, o por lo menos no con la misma frecuencia del pasado. Esto, tiene cierto sentido, en el hecho que este no fue socialista (no en el tipo de socialismo que desean construir los actuales gobernantes); y desde el 2004 el discurso chavista ha tendido hacia esta ideología, y con mayor radicalidad a medida que pasan los días. A pesar de esto, su nombre ha quedado ligado fuertemente, a nivel de la propaganda partidista, a la ideología socialista.

Lo dicho hasta ahora, pareciera tener sentido, pero sabemos que existe toda una corriente de historiadores (Arturo Uslar Pietri y José Antonico Cova, por nombrar dos) y de políticos (en especial los chavistas y marxistas) que perciben a Simón Rodríguez como un socialista utópico, lo cual explicaría perfectamente el supuesto "socialismo bolivariano". Más no es así, en palabras de los nuevos estudios sobre su pensamiento realizados por especialistas en el tema: Carlos H. Jorge, 2004, Un nuevo poder. Estudios filosóficos de las ideas morales y políticas de Simón Rodríguez, Caracas: UNESR; y Juan Rosales Sánchez, 2007, La república de Simón Rodríguez, Caracas: Fundación Editorial El Perro y La Rana. He leído al primero especialmente, y este le dedica todo un capítulo al tema (capítulo 9 "De utopía a eutopía"); del cual se puede afirmar que no es socialista ni siquiera utópico, porque:

- Rechaza la idea de que el amor propio es el origen de todos los males o la propiedad privada (Sociedades Americanas, I, 307). La idea del egoísmo como origen del capitalismo, es algo que repite hasta la saciedad Chávez (ver acá y aquí);

- Rechaza que el origen de los problemas sociales sea la ambición, e incluso señala que sin ambición no hay sociedad;

- Rechaza la ausencia de libertad de circulación (desarrollada en el siglo XX en los socialismos reales, en especial el caso más admirado por Chávez: la Cuba de Fidel);

- Rechaza el comunismo teocrático de las reducciones jesuíticas;

- Rechaza que el Estado confisque la propiedad privada.

Por último, el autor señala, que Carlos Rama (Utopismo socialista, Biblioteca Ayacucho) no lo incluye entre los socialistas utópicos del siglo XIX de Iberoamérica. De la lectura del capítulo señalado, podemos decir que lo único socialista que podría tener Simón Rodríguez es el apoyo a un Estado ordenador y paternalista; pero son tantas las diferencias fundamentales del pensamiento de este con los socialismos, que nos parece imposible definirlo como tal.

Imágenes tomadas de la página del Partido Socialista Unido de Venezuela relativos a su centro de formación ideológica "Simón Rodríguez".

4 comentarios:

Daniel Terán-Solano (Dantesol) dijo...

Saludos. Está muy bueno el análisis, aunque a veces uno llega a convencerse que se "pierde el tiempos" tratando de comprender estos disparates, que son eso: barbaridades intelectuales.

Y es que esto es Pan nuestro de cada día. Tratar de justificar el "Socialismo Bolivariano" es una verdadera locura, y aún hay gente que trata de forzar hasta más no poder las cosas. Es como querer decir "cristianismo musulmán" para explicar una nueva "versión" del cristianismo del siglo XXI. Asi pasa con Zamora, que lo han querido convertir en una suerte de Pancho Villa venezolano del siglo XIX (y que dicho sea de paso, tampoco Villa fue un socialista agrario como lo que ha querido elevar cierta izquierda)

Y así tenemos lo de Simón Rodriguez, que a como de lugar lo quieren meter y encajar en algo que sirva para que puedan, ahora, los que mandan, justificar ideológicamente su proceder.

Es también otra carga más de la ignorancia intelectual que nos gobierna: Recuerdo cuando en el 2001 Chávez exaltó delante de Jiang Zemin a Mao Tse Tung hasta más no poder, y el ignorante ese no sabia que Jiang había sido una de las victimas junto a Deng Xiaoping de la "revolución cultural". Chávez pretendía reivindicar el maoismo, cuando la China actual es el resultado de una reacción contraria a los postulados más dogmáticos y extremistas del "gran timonel".

¡Pero bueno! Así es la ignorancia... Audaz. Y tenemos desde 1998 una intelectualidad oficialista muy, muy, MUY Audaz.

¡Un gran abrazo para Ud!

Profeballa dijo...

Feliz Año amigo!! Como siempre genial maestro!! Gracias por señalar los elementos màs importantes de estos temas que nos angustian.

Estoy totalmente de acuerdo.

Todo lo mejor para usted y los suyos, y que se cumplan sus metas del 2010!

Lucas dijo...

Las Falsas Independencias y sus Bicentenarios

La mayoría de acontecimientos que se usan como paradigmas de adoctrinamiento, siempre esconden una historia secreta y tienen el propósito de subvertir la realidad del pasado, desincronizándola y reprogramándola, para usarla torcidamente; con el fin de despojar derechos y bienes intrínsecos de los pueblos; eliminar competencias e instaurar autoridades en diferentes bandos, representándose estas como autónomas, pero engañosamente genuflexas a sus secretos mecenas; a quienes terminan beneficiando, para perplejidad y desconcierto de sus ingenuos seguidores.
Las independencias de los países americanos y sus falsa repúblicas, no fueron otra cosa que un nuevo instrumento de esclavización, ya no a las monarquías europeas clásicas; fue un neoesclavismo basado en el financiamiento y la deuda, en la provisión de armas y ejércitos; y para que no les faltaran razones a los pueblos para usar y depender de todo esto, también les facilitaron los idealismos de derecha y de izquierda, y hasta los del centro. Cuando supuestos nacionalistas confiesan al mundo que solo le compran armas al oriente o al occidente, descaradamente mienten; porque la banca mundial y la industria bélica de la derecha y de la izquierda en todo el mundo, es una sola. Representada por más de dos siglos por el pulpo bancario llamado: La City de Londres o la Banca Rothschild.
El fundador de la dinastía bancaria M.A. Rothschild, engendró 19 hijos, que en su mayoría fueron distribuidos en el mundo, principalmente en Europa; para encubiertamente consolidar su obtenida influencia financiera, fue la principal beneficiaria de las independencias americanas y de la misma revolución francesa o de la ridiculización de las monarquías para lograr su desmantelación en “repúblicas”; su fortuna fue producto del desfalco al príncipe Federico Guillermo III de Prusia en su exilio; y del alquiler de tropas, armas y préstamos bancarios, en guerras creadas entre Estados, con el objeto de financiar ambos bandos. Para fortalecerse más que las mismas monarquías y empezar a establecer su centro de operaciones globales, en 1806, desde Inglaterra; así la Casa Rothschild tomó encubiertamente el control de la economía de Europa y América, hasta hoy. Empezando a establecer en el mundo una nueva monarquía mundial secreta; la financiera.
El barón M.A. Rothschild profesaba:
“Denme el control sobre la moneda de una nación y no me importa quién haga sus leyes.”
Es importante destacar que hubo tres factores comunes en la iniciación de todas nuestras “repúblicas”; el primero fue la solicitud de créditos financieros por parte de todas estas nuevas naciones a la Banca Rothschild y su indefinitiva dependencia económica a ellos o el inicio del esclavismo moderno, porque prácticamente las nuevas naciones se autohipotecaron a la Bolsa de Londres; el segundo fue la provisión y presencia de armas y tropas inglesas en nuestras supuestas independencias, prueba insigne de la nueva transferencia o encubierta colonización; el tercero es que fue un proceso de “emancipación” que no tardó en quedar completamente controlado por los miembros de la Logia Masónica Lautarina, dirigida también desde Londres por redes internacionales secretas, genuinos gestores por grados, de los destinos y la consolidación de un gobierno mundial o esclavización de todos los pueblos.

Lucas dijo...

Para no hacerlo más largo, en el caso de Venezuela, sabemos que Simón Bolívar y Andrés Bello integraron la comisión que se dirigió a Inglaterra y a la Banca Rothschild, para solicitar el financiamiento necesario en la nueva gesta. Desde joven siempre me pregunté por qué Andrés Bello no regresó mas a Venezuela, sino que desde Inglaterra se dirigió y radicó en Chile, sin estar exiliado, ahora tengo más respuestas. Bolívar y Sucre, y otros tantos “independentistas”, fueron dados de baja porque empezaron a despertar ante esta realidad, era necesario que estuviesen muertos para seguir utilizándolos como paradigmas libertarios, pero en verdad esclavizantes.
Con razón Bolívar dijo, en sus días finales: "Los que hemos trabajado por la Libertad de América, hemos arado en el mar" e igual se llamó a si mismo majadero; que significa: Necio, ignorante, imprudente, presuntuoso. Nos quiso confesar que no fue nuestro libertador sino nuestro esclavizador a los poderes invisibles de la Banca Mundial. Pero Simón Bolívar tiene su honra, a pesar de su ingenuidad, porque cuando despertó, reconoció con dignidad su condición de utilizado y le costó la vida; pero, actuales líderes nacionales y mundiales, que por pertenecer a las logias mundiales, saben todo este engaño, continúan manipulando a sus pueblos en nombre de estos próceres y sus supuestas independencias, para entregarlos finalmente como esclavos a sus padrinos de alto grado.
La constante divulgación de las emancipaciones y la presunción de repúblicas, son una manipulación histórica mas, y la utilización más descarada del sentimiento independentista y republicano; principalmente con la creación de falsos próceres y actuales libertadores, para ideologizar instituciones y milicias, convirtiéndolos en verdaderos caballos de Troya; para el establecimiento y consolidación de la neomonarquía financiera mundial; para terminar de establecer en todos los pueblos sus dominios económicos y políticos.

Lucas Blanco Acosta
http://www.lucasblancoacosta.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...