martes, agosto 31, 2010

Tarde de clínica y el primer huelguista de hambre que muere en nuestra historia. Crónicas politológicas (XX).

Sin duda que los temas no tienen nada que ver, salvo que hoy la pasé en una clínica en una larga espera por lo que considero es un irrespeto por parte de los médicos a sus pacientes, y en medio de eso la noticia de la muerte de Franklin Brito estaba en mi mente.

Ayer en la noche fue un momento histórico sumamente triste: por primera vez en nuestra historia un gobierno deja morir a un huelguista de hambre. A pesar de este hecho tan importante que hoy fue titular en todos los periódicos salvo los del gobierno, yo no percibí que estuviera en boca de las personas. En medio de la espera, donde había más de 20 personas frente a un televisor sintonizado en el canal CNN en español el cual pasó la noticia varias veces, nadie comentó algo que nos afecta tanto. Porque la muerte de Brito, no sólo es histórica, sino que representa un cúmulo de abusos que describe perfectamente el régimen que padecemos. Es la violación de los derechos humanos, y especialmente el de la propiedad. Es la expresión del resentimiento político y social de los políticos oficialistas (el alcalde que le hizo la vida imposible a Brito porque este le ganó en un concurso). Es la práctica de la represión política socialista (imitada de la URSS y Cuba) que se centra en pensar que el opositor está loco y por tanto debe ser internado. Es la crueldad al no escuchar las peticiones de organismos internacionales a favor del huelguista.

En medio de mi espera, tenía que soportar el hecho que no nos atendieran. Porque los médicos tienen la mala costumbre de no ordenar su horario y no hacer esperar ¡más de 4 horas! A los pacientes. De eso hablé con otros que estaban en la misma situación y todos llegaban a la misma conclusión: “nos irrespetan”. En verdad que no conozco doctor que dé citas para horas específicas, la gran mayoría en Venezuela usan el sistema de atender por orden de llegada, y en muchos casos este llegue a la hora que le dé la gana.

Algunos esperan todo el día, semanas, y hasta meses; pero a Brito lo olvidaron y murió en la espera.
Profeballa

PD: En esta clínica privada llegaban personas a “martillarnos” (pedir dinero para operaciones, etc.) cada cierto tiempo.

El sufrimiento y muerte de Franklin Brito es el triste ejemplo de lo que vive Venezuela en tiempos de Chávez

COMENTARIO BLOGUERIL:
La triste historia de Franklin Brito es la historia de un país que perdió su Estado de derecho (autonomía de la persona frente al Estado, respeto y garantía por parte del Estado de los derechos humanos PERSONALES, y Estado limitado por las leyes y la dignidad humana). Es el ejemplo de un Estado secuestrado por unas personas que usan el poder para hacer lo que les da la gana. En Brito se violaron todos los derechos, y la dignidad de Brito ante esta realidad no tuvo otra opción que ser signo de contradicción: entregar lo más valioso (la vida) para exaltar lo más valioso (la libertad, y el fruto de su trabajo: la propiedad).
Sentido pésame a su familia, y a todos los venezolanos.
Profeballa

En horas de la noche de este lunes, poco después de confirmarse su fallecimiento, la familia de Franklin Brito ha emitido el siguiente comunicado.
CON INMENSO DOLOR INFORMAMOS AL PUEBLO VENEZOLANO Y AL MUNDO LO SIGUIENTE:
Hoy 30 de agosto de 2010 el agotado cuerpo de nuestro esposo y padre Franklin Brito, dejó de respirar.
Tras una lucha de más de seis años, más de ocho huelgas de hambre, la mutilación de un dedo y haber sido víctima de una irregular privación de libertad, el cuerpo de Franklin Brito dejó hoy de realizar funciones vitales.
Todo esto no significa, sin embargo, que Franklin Brito ha muerto. Franklin vive en la lucha del pueblo venezolano por el derecho a la propiedad, el acceso a la justicia, por la vida en libertad y el respeto de los gobiernos a los derechos humanos, colectivos e individuales. Franklin Brito deja de ser carne para convertirse en símbolo y bandera para todos los atropellados por la soberbia del poder, para los ofendidos por la prepotencia de los gobernantes, para los que creen que la verdad y la justicia están siempre por encima de circunstancias y conveniencias.
El cuerpo de Franklin Brito muere en la institución militar donde lo mantenían retenido en contra de su voluntad. El gobierno del Presidente Hugo Chávez ignoró la petición de Franklin, el clamor de su familia y los llamados de los organismos internacionales para permitir que tuviera acceso a asistencia médica elegida por él mismo y, por lo tanto, merecedora de su confianza. Por eso, la familia Brito por ahora se abstiene de emitir opiniones sobre las causas directas del deceso, en virtud de las insólitas e inhumanas circunstancias que lo rodearon.
Pero lo que si podemos decir desde ya es que la lucha de Franklin Brito sigue. Nosotros, su familia, seguiremos luchando por el patrimonio de sus hijos. Y su consciente sacrificio no será en vano mientras los hijos de Venezuela estén también dispuestos a defender el patrimonio físico y moral de la Nación.
En momento posterior, cuando el dolor nos lo permita, emitiremos una nueva comunicación. Por ahora, sepa Venezuela que a Franklin Brito no pudo vencerlo la agresión, no pudo atemorizarlo la amenaza ni pudo doblegarlo la oferta corrupta. Por eso y por mucho más, en estos tiempos de muerte y dolor Franklin Brito es símbolo de decencia y vida.
Estamos seguros que el alma de Franklin, desde el reino de nuestro señor Jesucristo, nos seguirá iluminando. ¡Porque su lucha, que debe ser lucha de todos, CONTINÚA!
Elena Rodríguez de Brito

Ángela Brito Rodríguez

Francia Brito Rodríguez

Franklin José Brito Rodríguez

José Franklin Brito Rodríguez
Caracas, Hospital Militar

Lunes 30 de Agosto de 2010


Les dejo el comunicado de su familia al informar la noticia ayer en la noche, y un reportaje que cuenta su historia.
Huelga de hambre, herencia de problema agrario
Por Humberto Márquez
CARACAS, 28 ago (IPS) - Franklin Brito mide 1,90 metros y ya pesa menos de 35 kilogramos. Permanece en estado crítico en el Hospital Militar de la capital venezolana, como consecuencia de largas huelgas de hambre en reclamo de derechos sobre un establecimiento rural de su propiedad."Está muy mal. Dejó la huelga de sed y recibe hidratación, pero no puede moverse ni hablar. Tiene deficiencia respiratoria, pulmonía, hipotermia y daños en órganos como hígado y riñón", dijo a IPS el viernes su hija, Ángela Brito.
Desde 2005, Brito ha hecho seis huelgas de hambre. Al cabo de la primera se amputó un dedo y así llamó la atención del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien ordenó atenderlo. Otro ayuno lo hizo a las puertas de la oficina en Caracas de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que se ha interesado en su caso.
Durante la penúltima huelga, en diciembre de 2009, un tribunal acogió el pedido de la Fiscalía General de la República, que consideró a Brito "inhabilitado desde el punto de vista médico", con una "disminución de su capacidad", y ordenó llevarlo, contra su voluntad, de las cercanías de la OEA al Hospital Militar.
"Aquí me tienen, más que preso, secuestrado, sin haber cometido yo delito, por protestar con un ayuno", dijo entonces Brito. Rehusó ser tratado por médicos militares y obtuvo que le atendiesen galenos de la Cruz Roja, mientras, a sus 49 años, perdía cada vez más peso y condiciones físicas.
En 2009, Brito expuso en un vídeo, disponible en el portal YouTube, el caso de su establecimiento Iguaraya, de 290 hectáreas en la sudoriental Guayana, cercano a Ciudad Bolívar y a unos 500 kilómetros de Caracas. Según su versión, el problema comenzó cuando en 2000 se manifestó contrario al proyecto de un alcalde de la zona para fumigar plantaciones de ñame (Dioscórea).
Brito habría propuesto sembrar variedades del tubérculo más resistentes a plagas, y el financiamiento del proyecto de la alcaldía se desmoronó. El productor agropecuario y su esposa, Elena Rodríguez, fueron despedidos de las escuelas públicas donde eran docentes.
Posteriormente, algunos cultivadores reivindicaron usar parte de las tierras de Brito y el estatal Instituto Nacional de Tierras (INTI) les adjudicó cartas agrarias.
La carta agraria es una figura del decreto-ley de tierras mediante la cual las familias campesinas son autorizadas a ocupar y cultivar predios cuya propiedad sigue siendo estatal y es administrada por el INTI.
Mediante este plan se ha ocupado 2,9 millones de hectáreas, principalmente grandes posesiones que estaban en manos de particulares que no han podido probar su pertenencia, a juicio del Instituto, una cadena de títulos que demuestren su carácter de propiedad privada desde antes de 1848, cuando se dictó la primera ley agraria en Venezuela.
Decenas de miles de familias han recibido cartas agrarias sobre 1,9 millones de hectáreas, con un sostenido debate sobre su eficacia para la seguridad y soberanía alimentaria en este país que importa entre 60 y 70 por ciento de sus alimentos.
Brito reclamó ante el Poder Ejecutivo, la Defensoría del Pueblo y tribunales agrarios y ordinarios, hasta llegar al el Tribunal Supremo, por la medida que redujo su propiedad y la aisló con cartas agrarias sobre la vía de acceso al establecimiento.
Al paso del tiempo demandó también compensaciones por los daños causados. Como no tuvo éxito, pasó a la protesta mediante huelgas de hambre que ocasionaron a su salud daños ya considerados "irreversibles" por médicos y familiares.
En 2005 hubo un acuerdo parcial del gobierno de Chávez con Brito, y se le reconocieron las deudas salariales como maestro a él y a su esposa. En 2007 un acuerdo más amplio le permitió el uso de todas sus tierras y se le entregaron dinero, un tractor y enseres.
Pero las autoridades rehusaron entregarle a Brito documentos que explicasen las donaciones como compensación o reparación por los daños causados. "Si me los hubiesen entregado habrían reconocido que no resolvieron el problema cuando pudieron y así el presidente (Chávez) quedaría como una mala persona", según el productor.
Brito rechazó entonces el dinero y los bienes que le entregaban "para no hacerme cómplice de algún hecho de corrupción" y regresó a la protesta. El tiempo no ha hecho sino agravar las posiciones.
"Ha pasado tanto tiempo y se nos han cerrado tantas puertas que ya estamos convencidos de que solamente el presidente, con el poder que tiene, es el único que puede resolver el problema", dijo a IPS la esposa del productor.
El INTI declaró que desde 2006 certifica que no existe solapamiento de tierras sobre el fundo Iguaraya, estableció una servidumbre (permiso) de paso en la vía, reparó cercas, deforestó espacios para siembra y "el gobierno bolivariano decidió entregar en forma gratuita una serie de beneficios", como vehículos, enseres e insumos. El ministro de Agricultura, Juan Carlos Loyo, ex director del INTI, visitó a Brito este mes para tratar sobre un posible nuevo acuerdo, pero el agravamiento de la salud del productor no permitió hacer avances.
"En respeto a las cosas que me dijo, me voy a abstener de decir lo que conversamos", declaró Loyo, y reiteró que sobre el establecimiento Iguaraya "no existe ninguna ocupación ilícita, expropiación ni ningún tipo de afectación de las que comúnmente muchos medios privados se hacen eco, confiscaciones o cosas por el estilo".
Marino Alvarado, coordinador de la organización humanitaria Provea, dijo a IPS que "realmente nunca hubo voluntad política para resolver este caso, que se ha debido manejar desde una mesa de diálogo desde mucho antes de llegar a estos extremos".
"El traslado forzoso de Brito al Hospital Militar violó su derecho a la libertad personal", sostuvo Alvarado, aunque el hábeas corpus que interpuso contra ese internamiento fue rechazado por la Corte de Apelaciones de Caracas.
Prelados católicos y políticos de oposición han pedido a Chávez que "no deje morir a Franklin Brito" y acceda a revocar las cartas agrarias en manos de vecinos, que solaparon su fundo, y se reconozca que hubo errores al manejar el caso.
Un grupo de organizaciones civiles reunidas en el Foro por los Derechos Humanos y la Democracia pidieron a la senadora liberal colombiana Piedad Córdoba, aliada política de Chávez, que intervenga para resolver el caso del productor agropecuario.
El último año la opinión internacional ha sido sacudida por huelgas de hambre para exigir derechos fundamentales, como la del periodista cubano Guillermo Fariñas, quien ayunó en demanda de que presos políticos fueran excarcelados, y la activista saharaui Aminatou Haidar, quien reclamó desde España su derecho de regresar a El Aaiun.
El caso del encarcelado albañil cubano Orlando Zapata Tamayo, quien protestó por las condiciones de detención en Cuba, resultó trágico pues falleció el 23 de febrero de 2010 al cabo de 83 días en huelga de hambre. (FIN/2010)

lunes, agosto 30, 2010

¿Hay política encerrado en casa y sin internet, radio y TV? (II). Crónicas politológicas (XIX).

Si se tiene celular y amigos políticos o pendientes de las noticias que te mandan mensajes de texto informándote, no hay forma se salvarse. El celular repica, ha llegado un SMS. “El PCV va a demandar la mesa d la unidad x dar consignas anti –comunistas. Tienen tiempo diciendo q hay una campaña para asustar al pueblo con lo del comunismo”. Respuesta: “Y ellos y sus panitas dl gobierno no asustan al pueblo con la campania q si vuelven cerrarán las misiones y se perderán becas y derechos?”. Acá aislado, no lo estoy, porque las denuncias de los abusos te llegan por cualquier vía.
Profeballa
Razón y sentido de las crónicas politológicas leer acá.

Román Cárdenas, la huella de un tachirense ejemplar: A sesenta años de su fallecimiento

Texto de su biógrafo: José Alberto Olivar
Hace seis décadas apenas, un hijo ilustre del Táchira fue despedido con la sobriedad que siempre lo caracterizó en la ciudad de Caracas el 30 de agosto de 1950. Su nombre era Román Cárdenas Silva.
Habíase desempeñado por más de diez años las más altas posiciones dentro del gobierno del general Juan Vicente Gómez, atesorando la confianza absoluta del caudillo andino.
Ministro de Obras Públicas (1910- 1912) y Ministro de Hacienda (1913-1922). Fue además uno de los principales impulsores junto al ingeniero Luis Vélez, de la construcción de la Carretera Central del Táchira, obra que marcó la plena incorporación de la entidad a la dinámica política y económica de Venezuela en el siglo XX.
Descendiente de una larga prole de agricultores, clérigos y funcionarios de su Táchira natal, fue en Peribeca donde tuvo lugar el alumbramiento de Román Cárdenas el 9 de agosto de 1862. En su mocedad fue discípulo del gran maestro, Monseñor Jesús Manuel Jáuregui, correspondiéndole varios lustros después gestionar la repatriación de sus venerables restos.
Al momento de partir con rumbo definitivo a la capital de la república, se había ganado el respeto y la admiración de sus paisanos al dirigir con eficacia, la construcción de un mercado y un colegio de primeras letras en Capacho, que aun hoy siguen en pie.
Pero la mayor labor que hizo de su nombre una referencia obligada entre los estudiosos de la economía y la ciencia administrativa, lo representó la reforma de la hacienda pública nacional en 1918 cuyos pilares fundamentales se conservaron vigentes por más de cincuenta años.
Llamado por algunos “mago de las finanzas públicas”, supo sortear con acierto y prudencia los vaivenes clásicos de la economía venezolana aplicando tres reglas sencillas: reducir gastos, diversificar los ingresos y atesorar excedentes. De esa forma logró imponer, como ninguno hasta ahora, el orden, la austeridad y la pulcritud en el manejo de los dineros públicos. Sus últimos años los pasó en Caracas, gozando de la estima de todos sus conciudadanos.

domingo, agosto 29, 2010

¡Salven el cañón del castillo San Carlos de Borromeo de Pampatar (Isla de Margarita)!

El cañón de la desidia turística

Carlos Balladares Castillo

En Venezuela son muchos los que hablan de nuestro potencial turístico, pero son pocas las iniciativas, la actitud como pueblo, y la voluntad política para hacer realidad dicho potencial. Un buen ejemplo es que desde hace meses uno de los cañones del castillo San Carlos de Borromeo de Pampatar cayó a la orilla del mar, y no ha sido rescatado por las autoridades competentes: Corporación de Turismo del Estado Nueva Esparta fundamentalmente.

Carlos Lesma, presidente de la “FUNDACION ISLA MARGARITA TE AMO”, locutor de 107.7 FM, y un enamorado y defensor de la Isla viene denunciando este hecho pero sin ningún resultado hasta ahora. El mismo posee varios espacios en internet, como un grupo en facebook para sumar voluntades en pro del cuidado de la Isla con el mismo nombre de la fundación, y otro específicamente para el rescate del cañón cuyo nombre es “Parenle bola al cañón”.

En el mes de julio tuve la oportunidad de visitar la Isla de Margarita, algo que no hacía desde mi adolescencia (unos cuantos añitos atrás). La verdad es que quedé enamorado por su belleza, el ambiente de paz (menor violencia que en Caracas), la cordialidad de su gente y el peso que posee la historia en cada uno de sus pueblos. Nueva Esparta, para un historiador, es un lugar que se disfruta muchísimo. No podemos olvidar que fue la región por donde se inició el proceso de conquista-colonización del territorio, y la primera provincia en lograr la implantación definitiva de la República. Sus castillos, fuertes, casas coloniales, iglesias, y lugares históricos, son admirables; pero preocupa como muchos son poco cuidados o se realizan restauraciones que puedan destruir sus características originales.

Al visitar Pampatar lamentamos el estado del fortín de la Caranta, y al ver “la batería de costa, ocupada por 12 cañones del siglo XVIII” (información que ofrece Carlos Lesma) del castillo San Carlos de Borromeo que fue construido en el siglo XVII, constatamos que faltaba uno. En la zona donde debía estar había un hueco y crecía monte. Al parecer el mar destruyó sus cimientos y el cañón cayó a la playa, y no creo que las autoridades que cuidan el castillo no se hayan percatado. ¡¿Qué están esperando?! ¿Será que esperan que se pierda?. Sin duda que la identidad y amor por nuestro país, tiene entre sus principales indicadores la importancia que le damos a nuestro patrimonio histórico, y no los discursos grandilocuentes de batallas y héroes del pasado.

Les dejo dos videos e imágenes tomadas por Carlos Lesma, el primer video del Castillo San Carlos de Borromeo, y el segundo es del Fortín de la Caranta.


Renovación de promesa cronicosa. Crónicas politológicas (XVIII).


La crónica ha sufrido tiempos de abandono. Las retomo intentando cumplir la promesa de su escritura diaria, inspirados en su meta fundamental: la búsqueda de lo polítizante o politizable en todos los rincones de nuestra experiencia. Si no hay tiempo, pues que se reduzca a una frase mínima pero periódica.

El domingo es día de descanso, eso dicen. ¿Descanso de la política? Difícil será si es el día que más se vende prensa en el país, y cuando se reúnan la familia los titulares serán uno de los tantos temas de conversa. Aunque últimamente (quizás del 2004 para acá, y con más fuerza desde el 2006) en mi entorno sanguíneo, de forma tácita, se evita el tema cuando se reúne la gran familia.
Profeballa
Razón y sentido de las crónicas politológicas leer acá.

lunes, agosto 23, 2010

¿Qué es el chavismo? La destrucción de Venezuela: 800 mil jóvenes emigrantes, mayor dependencia del petróleo, etc.

Más de 800 mil jóvenes han abandonado el país en 10 años
En el marco del ciclo “Soluciones para la Gente” que promueve Ciudadanos por la Unidad, los profesores Trino Márquez, Benjamin Scharifker e Iván de la Vega, y el presidente de la FCU de la UCV, Roderick Navarro, explicaron cómo la violencia y la falta oportunidades afecta a la juventud.
EL UNIVERSAL
sábado 21 de agosto de 2010 04:25 PM
En el marco del ciclo "Soluciones para la Gente" que promueve Ciudadanos por la Unidad, los profesores Trino Márquez, Benjamin Scharifker e Iván de la Vega, y el presidente de la FCU de la UCV, Roderick Navarro, explicaron cómo la violencia y la falta oportunidades afecta a la juventud. En apenas una década, más de 800 mil venezolanos, la mayoría de ellos jóvenes, han salido del país en busca de nuevos proyectos de vida, ahuyentados por la inseguridad, la violencia, el desempleo, los bajos salarios y la falta de oportunidades. Así lo aseguró el profesor de la Universidad Simon Bolívar Iván de la Vega, quien ha realizado diversos estudios acerca de la diáspora intelectual o fuga de talentos en Venezuela.
Las cifras fueron reveladas durante el encuentro "La violencia y la falta de oportunidades acorralan a los jóvenes venezolanos", en el marco del ciclo "Soluciones para la Gente" que todos los sábados organiza Ciudadanos por la Unidad. En la actividad también participaron el doctor en Ciencias Políticas Trino Márquez, el ex rector de la Universidad Simon Bolívar, Benjamin Scharifker y el presidente de la Federación de Centros Universitarios, Roderick Navarro.
De la Vega recordó que Venezuela fue un país de inmigración, lo cual le permitió alcanzar niveles de vida destacados en América Latina. Pero esta situación comenzó a cambiar en los años 90 del siglo anterior, a partir de los intentos de golpe y la crisis bancaria, y se agudizó luego de los sucesos de 2002-2003. Hoy, decenas de miles de calificados profesionales venezolanos se encuentran radicados en 32 países, en cuyo desarrollo contribuyen con sus conocimientos y su trabajo. "En este momento el panorama es desolador. No sólo tenemos una fuga de talentos y de recursos humanos selectivos que contribuyen con el desarrollo de otros países con su aporte intelectual y económico, sino que los estudios de tendencias que hemos realizado indican que 72% de los estudiantes tienen entre sus opciones de vida la posibilidad de irse del país", relato De la Vega.
El profesor de la USB precisó que en la actualidad hay unos 260.000 venezolanos en Estados Unidos, 30.000 en Canadá, 10.000 en Australia, y aproximadamente 200.000 en la Unión Europea, aunque en este caso hay una subestimación porque muchos venezolanos hijos de inmigrantes cuentan con la nacionalidad de esos países.
Trino Márquez, por su parte, hizo énfasis en el impacto de la violencia y el desempleo en la juventud, razones principales de la diáspora. Dio los siguientes datos: En el país hay unos 8 millones de jóvenes entre 15 y 35 años; de cada 100 personas asesinadas, 65 se encuentran en esta edad. Destacó que, según cifras del INE, el desempleo ronda el 9%, pero en el rango de entre 15 y 35 años es de 18 por ciento, el doble del general. Y otro factor que afecta a la juventud es la deserción escolar, que se duplica después del sexto grado. El profesor Scharifker destacó datos que reflejan el desestímulo a la creación, a la productividad, a la iniciativa juvenil. Dijo que a finales de los 90 del siglo pasado, las exportaciones no tradicionales del país llegaban a 30%, hoy apenas rozan el 6%. "Hay un desdén por el conocimiento. A mediados de los 90, el promedio de registro de patentes en Venezuela era de 3.000 al año, hoy escasamente llegan a 200. Y, por si fuera poco, mas del 90% de las divisas que ingresan al país provienen del petróleo, es decir, somos más dependientes", se lamento. Luego propuso: "Tenemos que convertir a Venezuela en un país de oportunidades. Entre 1930 y 1980 fuimos un país que importaba talento, una sociedad que acogía el conocimiento. Hoy lo exportamos, pero tenemos que volver a ser un país progresista".
Roderick Navarro, dijo que, para los jóvenes, vivir en Venezuela es un reto, pero esto, en lugar de amilanarlos, los ha motivado. "Ante todos los problemas que existen, que no nos dan risa, hemos decidido quedarnos, para compartirlos con preparación, con estudio. Y aquí incluimos a los chamos chavistas, porque sabemos que muchos están cansados de que les impongan líneas, de la corrupción, de casos como Pudreval". Entre las soluciones que propusieron figuran una Ley de Desarme, para reducir los índices de inseguridad que acorralan a los jóvenes; convertir a la Asamblea Nacional en un foro de concertación entre patronos y trabajadores; impulsar el dialogo entre todos los sectores; establecer redes de Venezuela en el exterior para vincular a los jóvenes que están afuera con el país.

domingo, agosto 22, 2010

¿Qué "adulto contemporáneo" no recuerdo la serie "los tigres voladores"?

Al revisar wikipedia e IMDB podemos leer lo siguiente:
Baa, Baa Black Sheep (Bee, bee Ovejas Negras), o como se la conoció en México, Los Tigres Voladores, fue una serie de televisión basada en la novela del mismo nombre y que fuera escrita por el mayor Gregory Boyington, apodado "Pappy" (por su edad que era mayor a la de un piloto promedio) Boyington. Trata de las vivencias del propio mayor Gregory "Pappy" Boyington quien forma un escuadrón con puros militares que tenían pendiente alguna corte marcial por cargos como desobediencia, indiciplina, beber en servicio, Etc., siendo Boyington igual o tan flexible él mismo con el reglamento militar. Esta serie de descarriados e inadaptados se convertirían en uno de los mejores escuadrones de combate durante la Segunda Guerra Mundial. La serie de la NBC se transmitío de septiembre de 1976 a septiembre de 1978 con 37 episodios en total. El papel de Pappy Boyington lo interpretó Robert Conrad siendo nominado como mejor actor de serie dramática.
La serie la pasaron en Venezuela creo que entre 1977 y1978. Nos cuenta nuestro amigo historiador de la Aviación venezolana: Fabián Capechi que la confusión de quien lo tradujo así, probablemente viene de que Boyington perteneció también al famosísimo escuadrón de los Tigres Voladores que volaron en China a principio de la Segunda Guerra Mundial y lo menciona en el primer capítulo.
Nunca olvidaré que con mis amiguitos soñábamos con ser parte de los Tigres voladores.
Acá les dejo dos videos sobre la serie encontrados en youtube.





sábado, agosto 21, 2010

La otra historia: la vida cotidiana (el caso de nuestra televisión)


Los historiadores muchas veces olvidamos lo cotidiano por buscar la Gran Historia. Me propongo (y les propongo) apoyar ese gran blog que es "Cuando era chamo" escribiendo sobre la historia de la televisión y la radio en Venezuela, tratando de identificar datos que nunca se consiguen en internet pero que seguramente están en nuestros recuerdos y los de nuestros familiares más viejos. Me refiero a las series históricas como la excelente "Gómez" de RCTV de principios de los ochenta (imagen), pero también a la publicidad, las series y programas sean venezolanos o no, novelas, etc. Esta es parte fundamental de nuestra formación identitaria, aunque pueda sonar tonto para algunos. Espero que mis lectores y visitantes puedan ayudarme. En adelante, les dejaré preguntas sobre estos temas.


Imagen: Rafael Briceño personifica al dictador que más duró en el poder de nuestra historia (esperamos que sea el único) en la serie "Gómez" del canal privado cerrado por otro Presidente autoritario, nos referimos al canal RCTV.

jueves, agosto 19, 2010

Comunicado de los profesores de la UCAB en contra de la censura de los medios de comunicación en Venezuela

Contra la censura a los periódicos venezolanos


Nosotros, los abajo firmantes, ciudadanos, periodistas, comunicadores sociales y docentes de la Escuela de Comunicación Social y del Postgrado de la Universidad Católica Andrés Bello, por este medio queremos expresar nuestro más enérgico rechazo a las decisiones judiciales tomadas en días pasados contra los diarios “El Nacional” y “Tal Cual”, y que involucran al resto de los periódicos del país. Estamos convencidos de que estos dictámenes lesionan seriamente el derecho a la libertad de expresión, la libertad de prensa y el ejercicio libre del periodismo, así como el derecho al trabajo de los comunicadores sociales.


Las medidas, dictadas a través del Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, señalan que los medios de comunicación impresos del país deben abstenerse de comunicar “informaciones, imágenes o publicidad de cualquier tipo, con contenido de sangre, armas, mensajes de terror, agresión física, imágenes que utilicen contenidos de guerra y mensajes sobre muertes y decesos que puedan alterar el bienestar psicológico de los niños, niñas y adolescentes".


Las medidas implican claramente el silenciamiento de las informaciones relacionadas con los sucesos que, día a día, enlutan a decenas de familias venezolanas. La decisión jurídica obligaría a los periódicos a dejar de publicar informaciones, no solo de sucesos, sino por ejemplo, de guerras, tragedias naturales o accidentes en cuyo relato ocurren víctimas fatales, en lo que representa un caso evidente de censura previa. Los periodistas no podrán informar acerca de eventos en los que, lamentablemente, pueda haber personas fallecidas o heridas de gravedad, y mucho menos, mostrar imágenes al respecto.


Resulta inaceptable que sean utilizados los argumentos sobre “la protección de niños, niñas y adolescentes” para evitar que los medios de comunicación reflejen una situación que para los venezolanos es considerada el principal problema de nuestra sociedad: la inseguridad. Los índices de violencia en nuestro país no disminuirán porque dejen de aparecer en la sección de sucesos de los periódicos, sino gracias a un esfuerzo sistemático y conjunto de los organismos del Estado y la Sociedad que permita establecer medidas para acabar con este problema. Un esfuerzo del que, por cierto, medios de comunicación y periodistas no son ajenos; muy por el contrario, son actores que pueden contribuir con estos planes.


Como periodistas y profesores, rechazamos que nuestros colegas, así como nuestros estudiantes y los profesionales que han pasado por nuestras aulas deban enfrentar una situación de censura oficial tan clara y rotunda, violatoria del derecho que tenemos los venezolanos a la información veraz y oportuna que resguardan tanto la Constitución Nacional como los Tratados de Derechos Humanos suscritos por la República Bolivariana de Venezuela.


Exhortamos a la sociedad en general, y a los organismos judiciales en particular, a tomar las medidas del caso para que esta decisión tomada por el Circuito Judicial de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes quede sin efecto y se restituyan los derechos que nos asisten en un país democrático.

miércoles, agosto 18, 2010

¿Qué es el chavismo? La muerte de la libertad de expresión (caso "El Nacional", no puede hablar de la inseguridad personal)

El diario venezolano El Nacional acató el fallo de un tribunal que le ordenó no publicar informaciones o fotos sobre hechos de violencia, y optó por dejar en su edición del miércoles espacios en blanco que llenó con la palabra “censurado”, desplegada en letras rojas.
“Estamos censurados, esto es inconstitucional y atenta contra la libertad de expresión”, protestó Miguel Henrique Otero, editor de El Nacional en una entrevista radial la mañana del miércoles.
El fallo del tribunal 12 de Caracas, emitido el martes, prohíbe a este diario “la publicación de imágenes, informaciones y publicidad de cualquier tipo con contenido de sangre, armas, mensajes de terror, agresiones físicas que aticen contenidos de guerra y mensajes sobre muertes y decesos”.
La decisión se produjo pocos días después que El Nacional, duro crítico del gobierno, pusiera en su portada una polémica foto en la que se muestra una decena de cadáveres acumulados en la morgue de Caracas.
“Si aquí hubiese una foto, usted vería a un padre llorando por un hijo que ya no tiene”, muestra la leyenda de la fotografía de primera página del El Nacional que no publicó y cuyo espacio llenó desplegando la palabra “censurado”.
La página de sucesos del rotativo, totalmente en blanco, despliega también un gigantesco “censurado” en letras rojas.
Otro fallo del mismo tribunal extiende la prohibición a todos los medios impresos del país a publicar por un mes “imágenes violentas, sangrientas, grotescas, bien sea de sucesos o no, que de una forma u otra vulneren la integridad psíquica y moral de los niños”.
“Instauran censura a medios impresos”, tituló el diario Tal Cual, que también publicó esta semana en su primera página la polémica foto de la morgue caraqueña en “desobediencia civil”.
Según Eleazar Díaz, director del popular diario Ultimas Noticias, la sentencia es “absurda y sin sentido” y constituye un “mecanismo de autocensura”. “El Estado venezolano da motivos a que se le señale como restrictivo de la libertad de informar”, añade en un editorial.
En Caracas hay unas 50 muertes violentas cada fin de semana y en todo el país los asesinatos superaron los 16.000 en 2009, según cifras extraoficiales que convierten a Venezuela en el país más violento de la región.

domingo, agosto 15, 2010

¿Cuánto vale la palabra de Chávez?

Óscar Lucien
El Nacional / ND

Chávez con el mafioso Santos

1.- 7 de mayo de 2010 Con la obstinada complicidad de los poderes públicos que avalan la descarada corrupción que significa utilizar un bien del Estado, VTV, para proselitismo político, Chávez anuncia a sus partidarios lo que será su política frente a Colombia: "...Yo lo vuelvo a decir, si es que el señor Santos, por desgracia es electo presidente de Colombia, bueno, eso se convierte en una amenaza no sólo para Venezuela sino para medio continente. Y lo que nosotros hemos hecho ahora con el actual gobierno de Colombia, de poner distancia, de reducir el comercio, con un gobierno que se declaró prácticamente enemigo de Venezuela, que amenaza con agredirnos y que además le abrió de par en par el territorio de Colombia al imperio yanqui, que están instalando siete bases militares ahí mismo, y eso lo hizo el señor Santos, él fue el que negoció esas bases. Como él mismo lo dice y dice que está orgulloso de eso. Si el pueblo colombiano, o una parte, lamentablemente eligiera, desgraciadamente eligiera al señor Santos presidente de Colombia. El dijo que no, que yo al día siguiente voy para Caracas a hablar con Chávez. Bueno vendrá para Caracas a hablar no sé con quien, pero yo no lo voy a recibir aquí (aplausos de los camisas rojas), yo no lo voy a recibir. Eso debe tenerlo claro clarito el pueblo de Colombia. Ese caballero es un mafioso, un mafioso, un mafioso. Yo soy el primero en aspirar que haya en Colombia, no me importa quien, pero una persona decente, que si es un gobernante de derecha, o de centro o de izquierda, no me importa, pero que sea una persona con la que se pueda hablar, de un gobierno con el que se pueda trabajar, solo así restableceríamos nosotros las relaciones políticas, las relaciones comerciales, las relaciones económicas, etc., con Colombia. Si no, olvídense, no lo haríamos. Nosotros estamos empeñados en integrarnos al Mercosur, y a la Unasur (aplausos) nosotros tenemos una alianza con medio mundo. Bueno, esas son noticias de última hora que aprovecho para comentarlas aquí porque ustedes tienen que estar bien al tanto de esto. Las elecciones de Colombia son a finales de este mes, faltan pocos días, 30 de mayo y luego a lo mejor una segunda vuelta.

Ojalá Colombia tenga un gobierno decente, no me importa quien, pero cuando digo decente puede ser cualquiera de los demás candidatos menos el señor Santos que es el señor de la guerra, el pitiyanqui numero uno de Colombia, eeeh...

¿y qué quiere él?, que después nos olvidemos, no, aquí no se olvida nada. Si Santos es Presidente, con más razón nosotros tenemos que cerrar el negocio con Colombia casi totalmente, por no decir totalmente (más aplausos).

2.- 8 de agosto de 2010 Quiso la casualidad que yo estuviera viendo ¡Aló, Presidente!, cuando Chávez se levantó a atender una llamada del canciller Maduro desde la capital colombiana, donde asistía a la toma de posesión de Juan Manuel Santos.

Todos los presentes miraban para el techo cuando reapareció Chávez, quien había dejado la conducción de su show al animado Giordani. Dijo el Presidente que no le quitaría el protagonismo a Maduro, quien iba a anunciar algo muy importante sobre la relación con Colombia. Maduro anunció que habría una reunión en los próximos días entre el Comandante Presidente y el nuevo mandatario de Colombia. Ninguno se sorprendió, y mucho menos preguntó ¿con el mafioso Santos? 3. 10 de agosto de 2010 Digno de figurar como tema destacado en la célebre serie Aunque usted no lo crea de Ripley, en este instante, estoy viendo en Santa Marta, Colombia, a Chávez descender de su avión con un ramito de rosas rojas, la flor del amor.

Digno de Ripley, hoy se ha producido el encuentro entre los presidentes Santos y Chávez. Aunque muchos han criticado la volatilidad del discurso de Chávez, de la inconsistencia de su discurso sobre la eventual guerra si ganaba el señor Santos, de su amenaza de romper todas las relaciones con Colombia si "por desgracia" el pueblo colombiano elegía a Santos, desde el sector oficial los voceros más notorios han respaldado al Presidente afirmando que, en rigor, él ha cumplido su palabra: Santos no tuvo que venir a Caracas, Chávez lo fue a visitar.

"Colombia, vengo a ratificarte mi amor. Queremos construir la paz entre nosotros, cuéstenos lo que nos cueste", declaró el presidente venezolano en territorio colombiano. También le llevó un regalo de cumpleaños a Santos. Patético. ¿Vale algo la palabra de Chávez?

olucien@el-nacional.com

jueves, agosto 12, 2010

El día en que el régimen chavista se rió de más de 100 mil asesinados

La escena: tres venezolanos son entrevistados simultáneamente sobre el drama de la criminalidad en Venezuela por Carlos Montero de la cadena de noticias CNN en Español: Andrés Izarra (representante del gobierno chavista: ver biografia prooficialista aquí y no oficialista acá), Pablo Elisio Guzmán (ex director el CICPC y actual director de la Policía de Miranda), Roberto Briceño-León (sociólogo experto en violencia, director de la ONG Observatorio Venezolano de Violencia) (Pueden ver toda la entrevista al final del artículo). El sociólogo está explicando las cifras que demuestran que Caracas es una de las ciudades más peligrosa del mundo, en el audio se escucha una risa falsa y exagerada de parte del representante gubernamental. Cuando la cámara lo enfoca nadie duda que sea Izarra el que está riendo de los miles de asesinados y heridos, de las madres, esposas, hermanas e hijas que han quedado sin sus familiares. Así se lo hace saber el comisario Guzmán: “no creo que sea motivo de risa el dolor de las madres venezolanas”.

Muchos pensarán que Izarra no se estaba riendo de los muertos sino “de los entrevistados y sus argumentos”, tal como luego trató de enmendar el líder chavista. No, no es cierto. Porque el tema de la inseguridad no es cosa de risa. Las cifras no mienten, sean exageradas o no, porque así sean unos pocos, esas personas tienen familia o seres que siempre sufrirán por su ausencia. Ni como forma de discutir, la risa en temas relativos a la pérdida de la vida puede ser aceptada. La risa en este tipo de discusiones es ofensa, es burla, es desprecio del otro, y especialmente, del que sufre, Es una manera de decir: “puedes decirme lo que quieras, mi río de esa realidad” (eso es lo que imitan de su jefe máximo). Y la risa en estos casos, viniendo de una autoridad del Estado es mucho más grave.

Hay muchas formas de reírse de los asesinados por la inseguridad personal, y algunas las vimos ayer en la persona del Presidente de Telesur: Izarra. Otras son: la omisión la realidad, la ausencia de voluntad política para resolver el problema, la deshonestidad en no renunciar cuando se es incapaz de cumplir con el mandato constitucional de proteger la vida y dar seguridad, y la peor de todas: estimular la violencia con el discurso ideológico centrado en el “patria o muerte”. Las autoridades gubernamentales no pueden reírse de los reclamos de sus gobernados, muchos menos en temas de derechos humanos. Sean cuáles sean sus argumentos, la autoridad siempre debe escuchar la preocupación de los ciudadanos.

Por último, quiero reconocer la entereza del comisario Guzmán y el sociólogo Briceño-León, que a pesar de las descalificaciones no respondieron de la misma forma. Gente como ellos son los que lograrán la conversión de muchos, y la reconciliación del país. No perdemos la esperanza.

Profeballa
Ver los videos de la entrevista acá.
Ver la opinión de Briceño León sobre la risa de Izarra aquí.
Ver la opinión de Izarra sobre su risa acá.

lunes, agosto 09, 2010

Inicios de la exploración petrolífera aérea en Venezuela

El buen amigo y experto en aviación: Fabián Capecchi, nos ha permitido publicar sus textos sobre historia de la aviación en nuestro país. Son pequeñas entregas que poco a poco irán conformando una historia poco conocida.
Inicios de la exploración petrolífera aérea en Venezuela
Como parte de la investigación realizada para el libro Crónica de la Aviación Civil venezolana incluimos un capítulo sobre los hidroaviones en el país, un tema muy poco estudiado y valorado por los historiadores. Durante esa investigación encontramos información inédita sobre el tema que iremos ampliando.
Oficialmente la exploración petrolífera utilizando apoyo aéreo en el país comenzó en 1929 y en 1931 con la llegada del primer avión especializado para ello. Sin embargo con conocimiento o no, del gobierno de Juan Vicente Gómez ya había comenzado esta actividad en 1921.
Antes de reventara aquel interminable chorro de petróleo en el pozo Barroso 2, que nos enriquecería y al mismo tiempo se convertiría en nuestra mayor calamidad, ya una compañía petrolera inglesa había pedido permiso al gobierno británico para iniciar exploraciones en un lejano país llamado Venezuela. Pero había que apurarse, los norteamericanos habían negociado grandes concesiones en las zonas de mayor probabilidad, el Zulia y la faja del Orinoco. De modo que decidieron buscarlo en el mar, en el delta del Orinoco y frente a las costas de Monagas.
Los ingleses le alquilaron dos hidroplanos que paseaban gente entre las islas en las Bermudas, los modificaron para utilizarlos como exploradores para la prospección petrolífera en el delta del Orinoco. Los aviones eran Supermarine Channell II (ver la imagen), hidroplanos que fueron utilizados por la Royal Navy Flying Air Service (RNAS) como patrulla antisubmarina durante la Primera Guerra Mundial. Los tripulantes eran todos veteranos de guerra, en los que ganaron gran experiencia durante vuelos de reconocimiento. Con esos aviones los ingleses terminaron el trabajo de exploración en apenas unas semanas, algo que normalmente tardaba un dos o tres años. De ese modo los ingleses picaron adelante utilizando aeroplanos y se hicieron con la explotación de esa área donde hoy día hay plataformas petrolíferas.

sábado, agosto 07, 2010

Historiador venezolano (Elías Pino Iturrieta) nos habla sobre las diversos ideas de patriotismo

Artículos de opinión de los historiadores

Transcribimos el artículo del historiador Elías Pino Iturrieta que publica todos los sábado en El Universal. Siempre que se habla de patriotismo me recuerdo de esa famosa película antibélica de Stanley Kubrick: Senderos de gloria (Paths of glory, 1957), en el que se dice la famosa frase con la que termina este artículo, y la cual le da sentido a todo la película, y para mí, a todos los llamados al patriotismo por líderes autoritarios o populistas que son en cierta forma la misma cosa (o por lo menos comparten un elemento común: la demagogia). El subrayado es nuestro.

La trampa del patriotismo

El mandón divulga la unilateral idea que tiene del patriotismo y se asume como su único traductor

No existe una cartilla a través de cuyas orientaciones se defina el patriotismo. Nadie en sano juicio se ha atrevido a determinar lo que significa en sentido panorámico, ni las conductas capaces de convertirse en su antípoda. No ha significado lo mismo a través del tiempo, pues lo que en un momento se advierte como su perjuicio después se convierte en su elevación. Se supone que de la sociedad y de quienes se transforman en sus intérpretes brota la noción de patriotismo, sujeta al vaivén de los tiempos y a las influencias que determinan cada época. Parte de unos valores a los cuales se concede carácter imperecedero, pero tales valores no son tan universales como proclaman sus portavoces. Cada sensibilidad los moldea con su implacable ministerio, para que vaya soportando el embate de los tiempos sin dejar de estar preparado cuando se le invita a indicarnos qué hacer ante las circunstancias. La situación no es simple, especialmente si recordamos cómo no existe un solo patriotismo sino muchos: el propio de cada nación, no necesariamente idéntico al practicado en otras latitudes, y las diversas interpretaciones que de él se hagan en el seno de una sola nación dividida en grupos de opinión.
En comarcas como Venezuela hubo que dar clases de patriotismo en las primeras décadas del siglo XIX. Acostumbrados a la rutina del antiguo régimen, los hombres de entonces no sabían cómo se comía esa nueva oferta del menú republicano. Si ni siquiera se sentían como parte de una comunidad cabalmente estructurada, mucho menos estaban en capacidad de aceptar el llamado de la patria ni la invitación a matarse por ella. De allí la proliferación de catecismos destinados a explicar de qué se trataba, en competencia con obritas del mismo estilo que identifican la misma noción con la fidelidad a España. Cuando la triunfante Independencia da un vuelco, a partir de 1821, la polémica sobre Colombia obliga a una variante de entidad. El patriotismo que antes era grancolombiano se transforma en patriotismo venezolano, el sentimiento supranacional se vuelve enfáticamente nacional, para provocar reacciones gracias a las cuales ocurre la secesión de 1830. A principios del siglo XX, cuando sucede el bloqueo de las costas por las potencias europeas, el pueblo y el mismo Cipriano Castro hacen desfiles frente a los consulados yanquis, sus aliados, y enarbolan la bandera de las barras y las estrellas mientras proclaman la defensa del "suelo sagrado de la patria". Hay diversas aproximaciones al asunto, pues, cada una producida por su tiempo, cada una bailada con entusiasmo de acuerdo con la animación de sucesivas partituras.

Pero, además, la manipulación del patriotismo también produce infinitas tribulaciones. La idea procedente de Alemania de que cada pueblo posee un imprescindible espíritu nacional, conduce a las abominaciones racistas del nazismo. La fantasía anglosajona de un origen vinculado a las guerras de los héroes de Tácito, justifica las depredaciones del imperialismo británico y produce la doctrina estadounidense del Destino Manifiesto. La sinonimia establecida por el positivismo venezolano entre las limitaciones del pueblo y las virtudes del "César democrático", entendida como justificación ancestral de un carácter fraguado por la fatalidad, avala una sangrienta tiranía y la división de los ciudadanos en "buenos y malos hijos de la patria". De lo cual se colige como, cuando se usa un caprichoso y acerado corsé para moldear un sentimiento que en principio parece enaltecedor, las sociedades navegan un pantano de porquerías.

No se ha querido aquí iniciar un ensayo sobre el patriotismo, sino llamar la atención sobre cómo puede causar perjuicios cuando vuelve por sus fueros la utilización de su escudo para concretar propósitos inconfesables. Hoy el mandón divulga la unilateral idea que tiene del patriotismo y se asume como su único traductor, se reviste de pontífice para clasificar las virtudes y las miserias de sus gobernados desde la atalaya del Panteón Nacional. Se echa en el regazo de la supuesta defensa de valores incontrovertibles para amontonarnos en el corral de la antipatria. Sabe que se arropa en un estandarte de arduo cuestionamiento para proclamar una cruzada de regeneración que concluye en la persecución de sus adversarios. De allí que, aparte de escribir lo que ya se escribió en esta columna, de nuevo convenga la advertencia de una conocida sentencia de Samuel Johnson: "El patriotismo es el último refugio de un canalla".

viernes, agosto 06, 2010

El historiador oficialista Luis Pellicer responde al comunicado de la ANH sobre la exhumación de los restos de Bolívar (III)

DEUDOS DEL PRIVILEGIO PERDIDO
Luis Felipe Pellicer

El acto de exhumación de los restos del Libertador realizado el día 15 de julio y la madrugada del 16, cumpliendo con todas la medidas de seguridad, con toda la solemnidad del caso, con todas las especificaciones técnicas que dictan los adelantos científicos, con todo el protocolo legal, con dos años de investigación documental previa y, además, con la más amplia difusión como corresponde a una democracia participativa, le resulta a una extraña “unanimidad” de académicos de la historia un acto sorpresivo, insólito, inédito, innecesario e injustificado.
El comunicado de la “ilustre” corporación exhala el encumbrado sitial del conservadurismo en el que medran quienes no aceptan má autoridad que la que ellos creen ostentar sentaditos allí en los silloncitos letrados y vetustos, que recuerdan las peleas del mantuanaje por sillas, taburetes, almohaditas, alfombras, esteras y quitasoles. Cosas serias para la mentalidad antigua, monáquica, excluyente y jeráquica de la colonia, pero que el maldito capitalismo ya destruyó hace mucho tiempo con la anuencia y participació de quienes pretenden rescatar del baúl de sus abuelos los argumentos de la antigüdad para descalificar los actos del legítimo Estado revolucionario.

El texto de la academia expresa la mentalidad de quienes creen que el conocimiento y los saberes son propiedad privada, asunto exclusivo de quienes se otorgan a sí mismos una letra corporativa en el reino de la academia. Obviando la inmensa presencia de la negra Matea Bolívar en su relato, lanzan una retahíla de santos del culto desmovilizador a Bolívar, como si quisieran parecerse al “pata en suelo” de Florentino. Sus verdaderos argumentos no son las citas que los estudios aluden, sino la serie de adjetivos con los que se refieren a quienes investigaron acerca de la muerte del Libertador con anterioridad: historiadores, científicos, estudiosos, expertos, profesores y personajes de la más alta confiabilidad en la Historia republicana. Una serie de calificaciones, no de profesiones, cuya intención es la de asumirse como únicos herederos de la tradición “científica”. Es decir, sin la “sabiduría de esa “unanimidad” de autoridades científicas nacionales expertas en la materia, los que estuvimos involucrados en la exhumación reciente, somos merecedores de la excomunión. Los “científicos” ¿invitan a la plegaria? ¡Por Dios!. Nada, una treta más de los ideólogos de la burguesía para justificar el monopolio del saber. Una expresió luctuosa de los deudos del privilegio perdido.

lunes, agosto 02, 2010

Historiador venezolano (Elías Pino Iturrieta) nos habla sobre la única guerra que ha ocurrido entre Colombia y Venezuela

Artículos de opinión de los historiadores
Transcribimos el artículo del historiador Elías Pino Iturrieta que publica todos los sábado en El Universal. Él no señaló que fue la única guerra, solamente narró el incidente de 1901, la verdad es que no tengo claro si existió otro tipo de incidente que haya llevado a un enfrentamiento armado como sí ocurrió en el caso que describe.
La guerra con Colombia

Una guerra que nadie declaró, pero que sucedió, por desdicha. ¿Y colorín colorado?

Comienza 1901. Formado en Colombia y venido de allá con sus huestes después de copiosa actividad que ha provocado entusiasmos y rencores, Cipriano Castro ha proclamado la idea de la reconstrucción de la Gran Colombia. Es un sueño que no le cabe en el pellejo. Lo ha saboreado en correspondencia para José Santos Zelaya, dictador de Nicaragua y hombre ganado para las apuestas patrióticas. Le ha enviado una estampita de Bolívar y un proyecto de decreto integracionista. Antes ha tenido conferencias sigilosas con el líder del liberalismo colombiano, Rafael Uribe, quien ha recibido su protección traducida en armas y plata para montar campamentos en la frontera con el propósito de combatir a los godos desde plaza guarecida. Los lugareños hablan de la inminencia de una guerra.
No se trata de un movimiento unilateral. El gobierno de Bogotá se queja de los ataques de don Cipriano y el presidente Marroquín quiere una pelea mortal. Según cuenta Pedro Nel Ospina, uno de los habitantes de la cúpula "reaccionaria", Marroquín ha ordenado dinero para ayudar a los capitanes desplazados por la Revolución Restauradora. Por disposiciones expresas del primer magistrado, el canciller Abadía Méndez redacta una "Contramemoria" en la cual describe las causas que pudieran argumentarse a la hora de una declaración de hostilidades, entre ellas la salida de un vapor desde Puerto Cabello con bagajes para una insurrección liberal y la copia de una carta escrita por Uribe en San Cristóbal, en la cual anunciaba "que venía a continuar la guerra con Colombia". El canciller de Venezuela, Eduardo Blanco, desea la conclusión de las diferencias pero topa con la belicosidad del empecinado tachirense, quien aborrece al conservatismo desde sus tiempos de estudiante en Pamplona.
Colombia pasa a la acción partiendo de gestiones de uno de sus voceros, el general González Valencia, quien ofrece ayuda al general andino Carlos Rangel Garbiras para una invasión armada. La invasión sucede por la frontera tachirense el 25 de julio, con soldados del vecino país que llegan a sumar seis mil, según la versión venezolana. Castro dirige las operaciones desde el telégrafo de Caracas y obtiene un triunfo contundente en el cual destaca la participación de su hermano Celestino, o así lo pregona la retórica que inflama al gallo montañés. El triunfo es aprovechado por el colombiano Uribe, quien calienta las orejas de su anfitrión para que responda con un acto semejante. El anfitrión se anima, ordena un ligero estudio de la situación y escoge a su hermano Carmelo, formado en West Point y llamado por todos don Carmelito, para que coordine las operaciones. "Usted no tiene jefes para semejante aventura", dice ante el presidente en pleno gabinete el general José Ignacio Pulido, ministro de Guerra y Marina, quien se ve obligado a renunciar debido a la respuesta indignada de su interlocutor.
Bajo las órdenes del general José Antonio Dávila y con don Carmelito en la vanguardia, parte de Maracaibo hacia la Guajira una fuerza de 1.500 hombres. Van a vengarse de los invasores. Van a restaurar la Gran Colombia después de echar del gobierno a Marroquín. Van a izar la bandera amarilla en la Plaza de Bolívar, mientras Uribe se encarga de la presidencia de la República. De los eriales de Sinamaica a la cima de las montañas, como el Libertador, así ha esbozado el itinerario don Cipriano. El entusiasmo termina el 13 de septiembre, en un sitio llamado Carazúa. Atormentados por el hambre y desorientados en una áspera topografía, los venezolanos pierden un combate que deja seiscientos muertos y trescientos prisioneros. Los "guates" les dan una paliza memorable, de la cual nadie quiere hablar en el futuro. Castro hace desfilar un esmirriado grupo de prisioneros por las calles de Caracas y ordena una campaña de prensa contra la ignominia de los godos, que llega a la "vehemencia teológica" según Mariano Picón Salas, pero los observadores de la insólita marcha de prisioneros saben que no es sino una farsa que preludia otras más bulliciosas y vacías. El embajador de Chile ante Caracas y Bogotá intenta una mediación, a la cual responde don Cipriano solicitando un arrepentimiento público del presidente Marroquín. La respuesta del aludido es categórica: "se declaran interrumpidas las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela".
En adelante se habla cada vez menos del asunto porque causa la vergüenza de ambas partes. Es una guerra que nadie declaró, pero que sucedió, por desdicha. ¿Y colorín colorado?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...